Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el juicio por el accidente de la A-7 en el que murieron seis trabajadores

Entre los 12 los acusados se encuentra el capataz de la obra que se enfrenta a tres años y medio de prisión

El juicio por el accidente en el viaducto de la A-7 a su paso por Almuñécar (Granada), que costó la vida de seis trabajadores en noviembre de 2005, comienza hoy en el Juzgado de lo Penal 1 de Motril. Doce acusados y varias decenas de testigos participarán en las nueve sesiones previstas durante el mes de febrero.

Tras una compleja instrucción, finalmente serán 12 los acusados que se sentarán en el banquillo entre los que se encuentra el que era entonces jefe de Demarcación de Carreteras en Andalucía Oriental, al que la juez imputó y este miércoles ha quedado apartado, pero respecto al cual el fiscal retiró los cargos en su escrito de calificación.  El coordinador de seguridad de Fomento y el ingeniero director del proyecto del tramo Herradura-Taramay están entre los acusados.

A 10 de los 11 imputados el fiscal los acusa de un delito contra el derecho de los trabajadores, seis de homicidio imprudente y tres de lesiones imprudentes. Se enfrentan a peticiones de cuatro años de cárcel e inhabilitación por el mismo periodo. Para el capataz de una de las empresas que intervino la petición se reduce a tres años y medio de cárcel e igual tiempo de inhabilitación por los seis delitos de homicidio imprudente y los tres de lesiones también imprudentes.

El accidente se produjo en las obras, promovidas por Fomento, para construir la Autovía del Mediterráneo (A-7). El tramo fue adjudicado a la empresa UTE La Herradura, que contrató a Estructuras y Montajes Prefabricados que subcontrató a su vez a la mercantil portuguesa Douro Montemuro. De ahí que cinco de los fallecidos fueran portugueses.

Para uno de los viaductos se construyó una autocimbra (estructura metálica) propiedad de Puentes y Calzadas. El 7 de noviembre de 2005, a las 15.30 horas, se desplomó dicha estructura desde unos 67 metros de altura. Seis personas fallecieron y cinco resultaron heridas.

Los sindicatos CCOO y UGT, que ejercen la acusación popular, han convocado una concentración previa al inicio de la vista oral en la puerta del juzgado.

 

Más información