_
_
_
_
_

Griñán cita a la cúpula del PSOE para fijar posiciones en el 38º congreso federal

Rubalcaba y Chacón se reúnen con los delegados de la agrupación de Sevilla El presidente insiste en que se mantendrá neutral aunque tiene "su corazoncito"

Lourdes Lucio
José Antonio Griñán firma el decreto de disolución del Parlamento.
José Antonio Griñán firma el decreto de disolución del Parlamento.PÉREZ CABO

A cuatro días del comienzo del 38º congreso federal del PSOE en Sevilla la posición oficial del secretario general de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, y de la ejecutiva que dirige sigue siendo la de “neutralidad activa” en favor de Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, aunque son muchos los que sitúan al presidente andaluz claramente proclive a las tesis de la exministra de Defensa.

Él no lo ha dicho ni lo va decir con claridad pero sus declaraciones en defensa de Chacón son continuas. El hecho de que el congreso federal se celebre a menos de dos meses de las elecciones autonómicas andaluzas está provocando esa indefinición pública, porque Griñán no puede ni debe aparecer apoyando a un aspirante que luego salga derrotado. Sería otra arma más en manos del candidato del PP a las elecciones andaluzas, Javier Arenas.

El secretario general del PSOE tiene previsto convocar al pleno de la ejecutiva regional para decidir qué posición tomar. También mantendrá una reunión con los secretarios generales provinciales —algunos de ellos muy cuestionados en sus provincias— para escuchar su opinión y a partir de ahí “se adoptará una posición u otra”, según afirmó ayer la secretaria de Organización, Susana Díaz. Pero este pulso al estado de opinión de los dirigentes regionales y provinciales no significa que digan a las claras lo que van a votar. La propia Díaz, preguntada por su posición, dijo que una vez celebrada la reunión de la ejecutiva tomará la decisión de “pronunciarse o no, aunque algunos periodistas ya lo han hecho” por ella.

Sí lo han dicho los secretarios generales de Sevilla, José Antonio Viera, y de Cádiz, Francisco González Cabaña, en favor de Rubalcaba, mientras que el resto se escuda en la “neutralidad activa” acuñada por Griñán, para no hacer pública aún su preferencia. Con el pretexto de que él no puede pronunciarse porque va a presidir la mesa del 38º congreso federal, el secretario general del PSOE andaluz dijo ayer que va a “procurar mantener la ecuanimidad” aunque tiene su “corazoncito”. Días atrás también aclaró que la ejecutiva regional como tal tampoco se señalará.

Mientras, Carme Chacón y Rubalcaba van apurar los días que restan hasta el congreso reuniéndose con los delegados que son, al fin y al cabo, lo que van a decidir con su voto, al margen de las directrices de las direcciones del PSOE. Ambos volverán a visitar Sevilla. Hoy lo hará el exministro del Interior quien mantendrá una reunión con los 55 delegados de esta agrupación, una de las más numerosas. Chacón lo hará el jueves.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_