Aguayo corrige a Griñán y calcula que el déficit andaluz rondará el 3%

El PP pide la dimisión como candidato socialista del presidente de la Junta El jefe del Gobierno dijo en el Parlamento que el déficit "será mayor del 1,4%

Carmen Martínez Aguayo.
Carmen Martínez Aguayo.ALEJANDRO RUESGA

“El déficit de Andalucía será, seguramente, mayor del 1,4%, y estará en la media. No hemos cerrado el ejercicio”, dijo el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el último pleno de la legislatura ante la insistencia del popular Javier Arenas, quien le preguntó si estaría en el 2,6%, el doble de lo acordado para las comunidades autónomas. “Estaremos en el entorno de la media, la media estará en el entorno del 3%, calculo yo. El único organismo que tiene capacidad para estimar estos cálculos con un cierto error de fiabilidad es la Intervención General de la Administración del Estado. Andalucía estaría por debajo de la media y habría seis comunidades con niveles de incumplimiento muy superiores. Por ejemplo, Castilla-La Mancha un 4,5%, según este informe [el del Observatorio Fiscal y Financiero], Murcia un 3,4%, según este informe”, aseguró ayer la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, a Onda Cero corrigiendo a Griñán.

Entre una y otra declaración no media ni 24 horas, el tiempo suficiente para que el Partido Popular pidiese ayer que Griñán renuncie a presentarse como candidato a la Junta de Andalucía por “mentir” sobre el déficit de la comunidad, según afirmó el secretario general del PP, Antonio Sanz, en una rueda de prensa convocada de manera urgente.

Aguayo, otra vez, ha vuelto a poner en fuerte aprieto al Gobierno andaluz con sus declaraciones, que matizó posteriormente en un comunicado ante la tormenta política que se produjo.La consejería de Hacienda emitió un comunicado en el que matizó que “no se conocen las cifras oficiales del déficit salvo las publicadas por un estudio del Observatorio Fiscal y Financiero”, en el que Andalucía se sitúa en la media y el que siete comunidades superan a la andaluza. También denuncia una “grave manipulación” porque “no se reconocerá ningún nivel de deuda hasta que no se conozcan las cifras del Gobierno central con Andalucía”.

Según fuentes de la Junta hasta mediados de febrero no se conocerá el déficit real de la comunidad. El Gobierno central fijó el tope de déficit para las comunidades en el 1,3% para 2011, una cifra que la propia Aguayo ya había adelantando hace semanas que no alcanzaría aunque se situaría en la zona media de la tabla en incumplimiento. Igual ocurrió en los ejercicios de 2009 y 2010.

Pero por mucha aclaración de Aguayo de que no dijo lo que dijo, la polémica sobre la credibilidad de las cuentas de la Junta se está convirtiendo en el primer argumento de la larga campaña electoral andaluza, en el que Griñán ha puesto de mentiroso a Arenas —quien aseguró que la Junta de Andalucía está “en suspensión de pagos”—, acusación que el PP ha devuelto al presidente andaluz.

La Junta está completamente sola en este debate, donde el PP además, dispone por anticipado de todos los datos no solo porque gobierna en España, sino porque todos los planes presentados por la consejera de Hacienda en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), con presencia abrumadora de comunidades del PP, llegan puntualmente a la sede del PP andaluz, una información que este administra cuando más le conviene.

Entre los datos que manejó Arenas en el debate y de nuevo ayer es que la deuda acumulada de Andalucía es de 25.000 millones de euros. Esta cifra —en realidad 23.907 millones— figura en las previsiones que Aguayo introdujo en el plan de reequilibrio presentado por la Junta en el CPFF de junio. Según los datos del Banco de España al cierre del tercer trimestre de 2011, la deuda es de 14.431 millones.La Junta espera que el Consejo de Ministros de hoy le autorice a emitir deuda por 2.000 millones de euros.

Esta cantidad ya recibió el visto bueno del Gobierno anterior, presidido por el socialista Rodríguez Zapatero, pero la autorización caducó el 31 de diciembre. No obstante, Martínez Aguayo dijo ayer que aunque reciba el permiso preceptivo puede que no tenga éxito en los mercados, algo de lo que culpó a Javier Arenas por asegurar que la comunidad está en suspensión de pagos. “Si lo saco, vamos a ver si lo colocamos, porque con las cosas del comer no se juega”, afirmó la responsable de Hacienda.

Como viene diciendo Arenas, está claro que el Presupuesto de 2012 aprobado por el Parlamento tendrá que ser modificado tras las elecciones. Ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció que todas las cuentas autonómicas que contemplen un aumento del gasto —el de Andalucía estipula un crecimiento del 1%— tendrán que ser modificados tras la futura ley de estabilidad presupuestaria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción