Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Beteta deja a Aguirre para ser secretario de Estado con Montoro

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha comunicado esta mañana al consejero de Transportes su nueva responsabilidad en el Gobierno de Mariano Rajoy

Antonio Beteta, consejero de Transportes y ex de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, en su despacho. Ampliar foto
Antonio Beteta, consejero de Transportes y ex de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, en su despacho.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, repasaba el jueves la lista electoral del PP en las pasadas elecciones autonómicas. En el pleno celebrado en la Asamblea de Madrid, buscaba un sustituto para la consejería de Transportes, ayudada de su número dos, Ignacio González. El actual titular de esa cartera, Antonio Beteta, recibió el jueves por la mañana la llamada del flamante ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para ofrecerle la secretaría de Estado de Administraciones Públicas. Hoy ha sido nombrado oficialmente en su nuevo cargo en el primer Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy.

Beteta ya conoce ese cargo ya que entre 2000 y 2003 fue secretario general de Política Fiscal Territorial y Comunitaria en el Gobierno de Aznar cuando Montoro era ministro de Hacienda. Desde allí diseñó el anterior modelo de financiación autonómica. “Estoy abrumado. Estaba muy bien con Aguirre, tenía proyectos, pero esto es una oportunidad”, aseguró ayer a este periódico.

La salida de Beteta se daba casi por hecha en el Gobierno regional. En la cena de Navidad que el Ejecutivo autonómico celebró el pasado lunes fue una de las comidillas. Casi todos sus compañeros de Gobierno daban por segura su salida, aunque él callaba prudente.

El paso de Beteta por la Comunidad de Madrid ha estado sembrado de altibajos. Fue consejero de Hacienda entre 1995 y 2000 cuando Alberto Ruiz-Gallardón era el presidente autonómico. Aguirre lo rescató en 2008 para que dirigiera la misma cartera desde 2008. Hasta que el pasado junio lo desplazó a la consejería de Transportes. El cambio se interpretó como un ajuste de cuentas por los callos que había pisado durante la reestructuración administrativa de la Comunidad de Madrid que Beteta pilotó. Entonces suprimió más de un centenar de entes y empresas regionales tras meses de discusión con sus compañeros porque veían mermados sus presupuestos. Aunque él no lo interpretó como un retroceso en su carrera política. “En absoluto, la presidenta me dijo claramente que estaba muy contenta con el trabajo a lo largo de esta legislatura, tanto que me ofreció este cargo muy ilusionante y que me dijo que se ajustaba muy bien a mi perfil”.

Durante su paso por la cartera de Hacienda en Madrid, Beteta impuso una estricta política de austeridad en las cuentas públicas. Experto conocedor de los entresijos de los presupuestos regionales, el próximo secretario de Estado de Administraciones Públicas logró que la Comunidad de Madrid fuera una de las pocas que lograse cumplir con el objetivo de déficit durante los últimos años. Bajo su mandato la deuda regional ha estado controlada y Madrid se convirtió en la locomotora económica de España.

Antonio Beteta charló ayer con Esperanza Aguirre para comentarle la oferta que le había hecho Montoro. La presidenta regional busca un sustituto para que se encargue de Transportes e Infraestructuras. Y dejará marchar al que fue su portavoz parlamentario en la Asamblea de Madrid entre 2003 y 2008. El consejero de Transportes fue el altavoz de los populares durante la comisión de investigación celebrada en la cámara madrileña por el tamayazo. Hombre de confianza de Aguirre durante sus primeros años de Gobierno se fue distanciando de la presidenta tras enfrentarse con algunos de sus compañeros de Gobierno. Ahora será el encargado de trasladar esa férrea política de austeridad y contención en el gasto que propugna a las comunidades autónomas para conseguir uno de los objetivos que se fijó Mariano Rajoy durante el debate de investidura: rebajar el déficit público en 16.000 millones de euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram