Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liderazgos sin corrupción

Los escándalos pasan factura, pero la buena valoración de Cifuentes muestra que hay espacio para la renovación

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid.
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid.

La corrupción parece pasar una factura cara al PP, que hoy obtendría 12 diputados menos en unas elecciones en la Comunidad de Madrid. La encuesta realizada por Metroscopia con motivo del 2 de mayo muestra un retroceso importante de los dos grandes partidos (PP pierde esos 12 escaños, el PSOE, 10); también un paradójico contraste entre una valoración política mala frente a la más positiva que obtiene el escenario económico; y la certeza de que la mancha de la Operación Lezo no se circunscribe al PP de Madrid.

La encuesta fue realizada en plena eclosión de esta operación y llama la atención que no solo la mayoría de los ciudadanos, sino también y específicamente los votantes del PP, consideran a Esperanza Aguirre responsable del escándalo, que este afecta al PP nacional y que es mejor que ningún partido cuente con mayoría absoluta. El castigo está servido y, como en otras ocasiones en que los ciudadanos identifican la corrupción con los dos grandes partidos, se contagia al PSOE. Este pagaría hoy su confusión y división ante las primarias, y de ello se aprovecha Podemos, que fue la tercera fuerza en los comicios de 2015 y que según este sondeo, superaría ahora al PSOE. La suma de escaños de PP y Ciudadanos, en todo caso, seguiría siendo mayor. Ciudadanos rentabilizaría su apoyo condicionado al PP con 10 puntos más.

Hay también un dato revelador: el gran cambio frente a anteriores encuestas es la buena valoración de determinados líderes. Cristina Cifuentes logra una excelente tasa de aprobación no solo entre votantes del PP, sino también de PSOE y Ciudadanos. El líder socialista, Ángel Gabilondo, también recaba apoyos entre los rivales. La imagen de ambos supera a la de sus respectivas fuerzas. Los ciudadanos conceden márgenes relativamente amplios para renovar liderazgos sin manchas de corrupción.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.