Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olvídate de cargar bultos

Keepiz es un app de servicios de consigna para que los turistas no tengan que cargar con las maletas, por ejemplo, tras haber abandonado el hotel

“La idea surgió a través de descubrir durante varios viajes todo lo que llevar una maleta limita los planes”, cuenta Florent Bannwarth, 27 años, francés, residente de Madrid y fundador de Keepiz. Plataforma web y app dedicadas al alquiler de consignas, en lugares como hoteles, bares o tiendas bien localizadas que poseen un espacio en su negocio que pueden rentabilizar guardando bultos a turistas y vecinos.

Keepiz

Olvídate de cargar bultos

Fundador: Florent Bannwarth, 27 años.

Estado: Activo.

Localización: Madrid.

Ámbito: Servicios. Turismo.

Idea: App y plataforma web.

Web: https://www.keepiz.com/

La aplicación salió en enero de este año y ya se encuentra prestando servicio en 12 ciudades de España, ciudades la mayoría acostumbradas a un flujo turístico alto, como Madrid, Barcelona o Valencia. “800 usuarios, 400 maletas, 70 puntos de consigna y hemos ofrecido a nuestros clientes 700 horas libres de maletas y bultos”, explica Bannwarth vía telefónica.

El servicio se divide en dos tipos, la denominada consigna de barrio, en la que los usuarios dejan sus bultos donde los tendrán que recoger en el tiempo que ellos estimen y la consigna móvil, un servicio que mejora el anterior, sumando el transporte de los bultos a la consigna que mejor venga al cliente. “Keepiz no solo posee un uso turístico, los locales lo utilizan para dejar bultos como cascos de moto u objetos de uso diario”, cuenta Bannwarth.

Es gratuito para cualquier negocio darse de alta como “Keeper”, consigna, pero para ser aceptada la empresa realiza un test de seguridad y limpieza. “La aplicación permite a los comercios crear promociones para publicitarse como keepers”, explica el fundador. Keepiz cuenta con un seguro que cubre los bultos. Los precios son en función del servicio prestado, costando cuatro euros por bulto la consigna de barrio y 15 euros la móvil.

Más información