Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lección de Física

“Si dos polos de diferente potencial se conectan a través de un conductor, se origina una corriente de energía eléctrica”. La socialdemocracia es más que un partido: es un conductor que busca conectar los dos polos de ciudadanos, izquierda-derecha, fomentando la clase media y disminuyendo el nivel de pobreza. En la posguerra europea la socialdemocracia consolidó el Estado de bienestar; pero la crisis le afectó gravemente. Y no está anticuada, simplemente precisa ser recuperada. No es fácil: si el partido encargado de ello, utilizando frases banales (“no es no”, “sí es sí”), se enroca hacia un solo polo, la conexión se interrumpe y la luz se apaga. Más aún, si España se convierte en “nación de naciones” desconectadas, algo se apaga también. Si los miembros de la UE, con sus defectos, se desconectan, nuestro futuro será incierto. En este mundo de ambiciosos, nacionalismos, populismos, etcétera, solo la conexión o empatía entre ciudadanos y entre países, enfrentándose a tanta demagogia, puede salvarnos. Parece que en Europa está surgiendo un movimiento en esa dirección. Confío en que tenga éxito.— Ignacio Rodríguez. A Coruña.

El Roto

20 ABR 2016

Forges

21 ABR 2016

Peridis

21 ABR 2016

Ros

21 ABR 2016