Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Comer mucho regaliz durante el embarazo puede dañar al feto?

Un estudio finlandés relaciona su consumo excesivo con problemas en las habilidades verbales y visioespaciales en los recién nacidos

Regalices.
Regalices.

Cuando estás embarazada existen muchos tipos de alimentos que no puedes consumir. En general, salvo excepciones, estos suelen ser el pescado y carne cruda, los embutidos, y los quesos no pasteurizados, entre otros. El consumo de estos alimentos tienen distintas consecuencias para el feto y futuro bebé que pueden ir desde problemas a largo plazo a nivel cognitivo, malformaciones al nacer o, incluso, la muerte en casos extremos. Por lo que la vigilancia de la mujer en gestación suele ser exhaustiva durante todo el proceso. Ahora investigadores finlandeses han incluido a la lista de alimentos prohibidos, o desaconsejados, el consumo excesivo de regaliz.

“La Glycyrrhiza, conocida comúnmente como regaliz, consigue atravesar la placenta, aumentando los niveles maternos de cortisol -hormona esteroidea, o glucocorticoide-”, explican los autores. “Y queríamos averiguar si la exposición prenatal a este compuesto tiene algún efecto en el desarrollo cognitivo del feto y la posible aparición de síntomas psiquiátricos. Según estos expertos, efectivamente, “el consumo excesivo de este alimento durante la gestación puede afectar a la vida futura del recién nacido, en relación con su desarrollo cognitivo e inteligencia”. La investigación ha sido publicada en el American Journal of Epidemiology.

La muestra consistió en 321 niños con una media de edad de ocho años que nacieron en 1998 como bebés sanos entre las 32 y 42 semanas de gestación. “Según los resultados, los niños cuyas madres consumieron mucho regaliz durante el embarazo tuvieron peores resultados en habilidades verbales y visioespaciales y en memoria narrativa”, indican los expertos. “También mostraron peores comportamientos como mala atención; la tendencia a romper normas y problemas de agresividad”, añaden. “Parece que existe una vinculación entre el consumo excesivo de regaliz y las habilidades cognitivas, incrementando, además, el riesgo de padecer demencia, trastornos periféricos que pueden derivar en el fallecimiento temprano en la vida adulta”, sentencian.

“Nuestros hallazgos apoyan la programación fetal adversa por la sobreexposición a los glucocorticoides y aconsejan no consumir cantidades excesivas de alimentos que contengan Glycyrrhiza -regaliz- durante el embarazo”, concluyen.

Los Institutos Nacionales de Estados Unidos recomiendan que se pueden “tomar cantidades moderadas de regaliz durante el embarazo. Aunque aconseja evitar su raíz”. Para este organismo, los alimentos que se deben evitar durante la gestación son: algunos tipos de queso; patés; huevos crudos o poco cocinados; carne cruda o poco cocida; embutidos; hígado; suplementos que contengan vitamina A; algunos tipos de pescado, marisco crudo; sushi; cafeína o leche no pasteurizada, entre otros. Son muchos alimentos, una lista que aumenta o disminuye en concordancia a los avances científicos. La buena noticia es que el embarazo son solo nueve meses.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información