Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Guincho y la ropa con chips insertados que te llevan a su música y vídeos

El músico canario y la firma Wellness se unen para crear una colección que conecta, de manera literal, con sus canciones. Una para cada look

Cuando uno entra en un Hiper Asia, esos grandes almacenes de la copia, puede sentirse abrumado o comprar un montón de trastos inútiles. En el caso del músico y productor Pablo Díaz-Reixa, su incursión en uno de estos templos de plástico y fakes desembocó en el proyecto más complicado de El Guincho, donde reniega del formato disco para llevar la música puesta. Junto a la firma Wellness ideó un álbum wearable que, más tarde, evolucionó en una colección unisex donde cada prenda conecta con el universo del músico a través de chips insertados en las prendas.

Water park inmersion: Este chándal impermeable sirve para realizar cualquier actividad acuática.

"El look Personal geek lleva a un vídeo de Bill Gates presentando Windows 95", explica Pablo junto a Manuel Mourentan, de Wellness. Otros enlazan con fragmentos o páginas web que solo tienen sentido en el mundo virtual de El Guincho. HiperAsia es una colección de ropa poco común, concebida como una reflexión sobre la hiperproducción, la masificación de la industria, el consumismo y la ruptura de barreras entre lo que es o no moda.

Razones suficientes por las que ha ganado el certamen Samsung Ego Innovation Project, que premia iniciativas innovadoras de diseño y tecnología, con una dotación económica de 10.000 euros para su desarrollo. "Ha supuesto un impulso para continuar trabajando en Wellness y me ha permitido llevar a cabo HiperAsia fuera del plano digital. Estas son el tipo de cosas que te dan un impulso hacia el futuro”, apunta el diseñador Manuel Mourentan.

La colección, compuesta por 10 looks unisex, se presentó el pasado 21 de febrero en Mercedes Benz Fashion Week. El Guincho compuso un tema para cada uno de los modelos que se mostraron por primera vez en la pasarela de nuevos creadores, pero la escenografía no acabó ahí. El productor actuó al lado de su propia proyección 3D, mientras desfilaban las distintas dimensiones de su mundo al público. Diez temas de un minuto que pronto formarán parte de un álbum Instagram.

El fin de HiperAsia

Lo que empezó en un disco para vestir acabará en esta colección que El Guincho describe como un gran final. "Como yo creé la música primero y luego vino la ropa, molaba el proyecto inverso: obligarme a hacer una música a partir de la ropa", explica. Un mundo donde cada look se debe a su conjunto y que estará preparado para destruir en cuanto finalice el proyecto.•

"Cuando termine este proyecto estaré preparado para destruirlo y pasar a otra cosa"