Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Infanta, absuelta

A propósito de la absolución de la hija del rey Juan Carlos en el caso Nóos, y dando por sentado la imparcialidad de la sentencia por su condición de infanta (llámenme ingenuo), me pregunto qué hubiera sucedido si en circunstancias iguales a los hechos enjuiciados fuera un hombre el que, como alma cándida, firmara todo documento que le pusiera a la vista su pareja, haciéndole partícipe en sociedades, cuentas bancarias, etcétera, y luego se declarara ajeno a todos los tejemanejes, alegando que era ella, y solo ella, la que gestionaba las sociedades vinculadas al delito. ¿Se le consideraría inocente y, por tanto, absuelto? ¿Estamos ante un presunto caso de discriminación positiva?— Sebastián Navarrete Molina. Fuenlabrada (Madrid).


Últimamente estamos conociendo que las esposas de algunos españoles bien situados política, social y/o económicamente ni ven ni oyen. Cualquier día nos las encontraremos vendiendo el cupón de la ONCE.— Antonio Casero Martínez. Puerto de la Cruz (Tenerife).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.