Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España: dormimos poco, trabajamos mucho y hacemos el amor lo justo

Un investigador de la Universidad de Oxford genera más de 800 comentarios en un artículo sobre los españoles en el prestigio diario inglés 'The Guardian'

El especialista pone como ejemplo de lo tarde que nos vamos los españoles a la cama el programa 'MasterChef Junior', que termima a la 1 de la madrugada. Getty Images

Los españoles trabajamos normalmente 11 horas al día. Dormimos poco (53 minutos menos que la media de Europa) y como consecuencia nuestra actitud durante el día es de aletargamiento. Además, como nos vamos tarde a la cama, hacemos poco el amor, de lo que se deduce una cosa lógica: baja la natalidad. Este es el argumento que defiende Paul Kelley, investigador honorífico del Instituto Neurocientífico del Sueño de la Universidad de Oxford, Reino Unido. Este especialista firma una tribuna en el prestigioso periódico británico The Guardian que está provocando un amplio debate entre los lectores de habla inglesa. Cuando se escribe esta noticia, el artículo acumulaba ya 800 comentarios.

Kelley señala que uno de los causantes de estos desbarajustes es la televisión. Y pone como ejemplo MasterChef Junior, que congrega a tres millones de espectadores hasta la 1 de la madrugada. Los usuarios, que responden en inglés al columnista, utilizan otros argumentos. "¿Quién puede tener hijos con una crisis de ocho años o con una tasa de desempleo juvenil del 50%?", dice un lector que firma como Timbellina. "No es la falta de sueño, sino la falta de dinero", comenta otro lector que firma como Europeandinterest.

"¿Quién puede tener hijos con una tasa de desempleo juvenil del 50%?", dice un lector. "Se pasan el día cotilleando y fumando a la entrada de los edificios donde supuestamente trabajan", responde otro

A la hora de aclarar qué causa esa falta de descanso, el experto del sueño argumenta que es por las largas jornadas de trabajo. Los españoles, dice, trabajan normalmente 11 horas al día. Y fija el horario, de nueve de la mañana a ocho de la tarde. 55 horas a la semana. Esto espolea a un lector, que comenta: "Los españoles se pasan el día cotilleando y fumando a la entrada de los edificios donde supuestamente trabajan". Otro habla de "descansos de cuatro horas a mediodía. La pausa de comer se extiende cuatro horas".

¿Tenemos los españoles solución según el profesor Kelley? Sí, cambiar el huso horario y adaptarlo al que rige en el Reino Unido. O sea, se retrasa el reloj una hora. Con esta medida, según sus palabras, saldríamos de trabajar antes, cenaríamos antes y nos acostaríamos antes. Precisamente, en diciembre de 2016, la ministra de Trabajo Fátima Báñez propuso un pacto para que la jornada laboral comenzara a las 9 y terminara a las 18. La propuesta también incluía la posibilidad de estudiar el cambio de huso horario. España, por su localización geográfica, le corresponde tener la misma hora que el Reino Unido. Sin embargo, en 1942, en plena II Guerra Mundial, Franco decidió que estaría encuadrada en el huso horario de Europa central por simpatía a la Alemania de Hitler.

La siesta aparece en el artículo de Kelley. Aunque el especialista le quita toda culpa. Compara a España con otros países con altas temperaturas, como Egipto. Kelley dice que los campesinos egipcios y sus familias duermen más por la noche que los urbanitas de El Cairo, y eso a pesar de dar una cabezada a media mañana.

"Me sorprendería si trabajaran jornadas de seis horas, y eso contando una siesta de dos", dice un usuario, que califica a los españoles como "los más vagos de Europa con excepción de los griegos". Otro le corrige: "La famosa siesta es solo para el fin de semana o las vacaciones". Y otro añade que la siesta es propia de las "zonas rurales y de los jubilados". El artículo sigue acumulando comentarios...

Más información