Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guillermo Arriaga gana el Mazatlán de Literatura por ‘El Salvaje’

El guionista de filmes como '21 gramos' o 'Amores perros', comparte galardón con nombres como Octavio Paz o Sergio Pitol o Ángeles Mastretta

Guillermo Arriaga, en Ciudad de México.
Guillermo Arriaga, en Ciudad de México.

El regreso a la literatura del mexicano Guillermo Arriaga (Ciudad de México, 1958), el guionista de celebrados filmes como Amores Perros o 21 gramos, fue reconocido este lunes con el premio el Mazatlán de Literatura, uno de los galardones con más tradición de México, fundado en 1964 por el Gobierno del Estado de Sinaloa, este del país. Con El Salvaje (Alfaguara, 2016), una novela sobre culpa, muerte y redención, el autor entra en una lista de prestigiosos nombres de la letras mexicanas integrada por Octavio Paz o Sergio Pitol o Ángeles Mastretta.

Arriaga siempre se ha reivindicado como un autor literario. El cine, los guiones, vendrían después. Durante la década de los ochenta, siendo aún estudiante de Comunicación en una universidad privada de México comenzó a trabajar en pequeños cuentos con varias historias entrelazadas y saltos en el tiempo, el esquema formal que ha caracterizado toda su obra, literaria y cinematográfica. Escuadrón Guillotina (1991), Un dulce olor a muerte (1994) o El búfalo de la noche (1999), sus tres primeras novelas, son anteriores a su irrupción en el mundo del celuloide, que de la mano del director González Iñárritu revolucionó el panorama mexicano e internacional.

Arriaga siempre se ha reivindicado como un autor literario

El Salvaje, una voluminosa novela de casi 700 páginas, es la culminación de un trabajo obsesivo que duró más de cinco años. Con ritmo narrativo vigoroso y calado autobiográfico, Arriaga vierte en el texto sus experiencias como cazador y como niño de clase media que creció en un barrio duro de la periferia de la capital mexicana. “Este es básicamente es un libro vivencial. Toda mi obra, tanto películas como guiones, está vinculada con la cacería. Mis personajes se comportan como cazadores” contaba el autor recientemente en una entrevista con El PAÌS.

Juan Guillermo, uno de los protagonistas de la novela, pierde a toda su familia siendo aún un adolescente. La muerte desatará el deseo venganza en un escenario de grupos integristas católicos, policía corrupta y narco-pistoleros en las azoteas de los barrios bravos mexicanos de los años 70. A la vez, la historia de un cazador esquimal obsesionado con un lobo gris discurre de manera paralela para terminar cruzándose en el desenlace.

Roto su productivo vínculo con Iñárritu –Amores Perros, 21 Gramos y Babel, con la que logró la nominación al Óscar al mejor guión– Arriaga siguió escribiendo cine. Con Los tres entierros de Melquiades (2005), alcanzó el galardón a mejor guión en Cannes y mejor actor para Tommy Lee Jones, quién también dirigió la cinta en su estreno detrás de la cámara. Dos años después adaptó al cine su novela, El búfalo de la noche, dirigida por el venezolano Jorge Hernández Aldana.

En 2008, presentó su ópera prima como director, The Burning Plain y en 2015, produjo la cinta venezolana, Desde allá, primera película iberoamericana en ganar el León de Oro en el Festival de Venecia.