Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Donés sufre una recaída de su cáncer: “Pase lo que pase, Jarabe de Palo vuelve”

El cantante, a punto de sacar un disco e irse de gira, anunció en abril que se había curado

Pau Donés en el momento que anunció que estaba libre de cáncer.

"El cangrejo estaba tan dormido que incluso llegué a creer que me había curado". El músico Pau Donés (Huesca, 1966) vuelve a tener cáncer de colon. Tras un año y medio luchando contra el cáncer que le fue diagnosticado en el verano de 2015, y, aunque en abril de 2016 anunciaba que estaba "limpio" de la enfermedad, el solista de Jarabe de Palo lo ha anunciado en su blog. "Llevaba un año limpio. Los marcadores tumorales a cero. En los escáners no se veían tumores. Mientras tanto seguía preparando nuestra vuelta al ring. Un disco, una gira y un libro. 2017 iba a ser un año glorioso", relata en un texto en el que asegura que el cáncer no le apartará otra vez de los escenarios.

Entrando en la sesión de fotos para la promo del nuevo disco...bueno, más o menos😉 #jarabecontracancer

Una foto publicada por @jarabeoficial el

Pau Donés relata en su texto que "llevaba un año y medio en casa, un año y medio estupendo, disfrutando del otoño, del mar, de la familia, de paseos por la montaña inexplicables". Estas sensaciones provocaron que "las ganas de volver a pisar un escenario" se convirtieran en una necesidad de primer orden". Y así hasta que el pasado sábado lanzó, coincidiendo con el Día mundial contra el cáncer, el primer videoclip de Humo, canción de su nuevo disco con Jarabe de Palo, 50 Palos, todo un canto contra la enfermedad: "Pasara lo que pasara, dijeran lo que dijeran, en 2017 Jarabe volvía a los escenarios".

El cantante, que cumplió 50 años en octubre, ha compartido con sus seguidores su lucha contra lo que él llama "el cangrejo" desde que se lo diagnosticaron. En septiembre de 2015 escribió una emotiva carta a sus enfermeras donde agradecía su trabajo tras su operación: "Siempre amables, dispuestas, superatentas a todo (en su trabajo no hay lugar para el despiste), preparadas para cualquier contratiempo. Para ellas no existe el cansancio, ni el sueño, ni siquiera el descanso. No paran. Y no es que no paren de 'trabajar'. No paran de auxiliar y curar a gente".

Ese mismo año tuvo que cancelar la gira de Jarabe de Palo, algo que asegura no pasará esta vez. En su canción lo deja claro: ''A nada le tengo miedo''. El grupo lanzará el disco este año, publicará el libro y a mediados de marzo comenzará los conciertos, que Pau Donés dedicará a quienes luchan contra el cáncer. Ya en diciembre de 2015, el grupo ofreció un concierto benéfico en la sal Luz de Gas de Barcelona para el que se agotaron todas las entradas.

"Habrá días que estaré al 100%, otros que no tanto. Habrá días en que me sobrará la voz, y otros en los que me falte. No pasa nada, porque ahí estaré cuando levanten el telón, en uno de los lugares en donde mejor me siento, en uno de los lugares donde más me gusta estar, firmes y a la orden, cantando para ti", manifiesta Pau Donés.

AHORA TOCA VOLVER A NAVEGAR (SEGUNDA PARTE)

PAU DONÉS

Llevaba un año limpio. Los marcadores tumorales a 0. En los scaners no se veían tumores. El cangrejo estaba tan dormido que incluso llegué a creer que me había curado. Mientras tanto seguía preparando nuestra vuelta al ring. Un disco, una gira y un libro. 2017 iba a ser un año glorioso.

De pronto recibo una llamada del hospi. En el último control los marcadores han subido. Me hago un TAC (scaner) y escondido en el peritoneo encuentran un pequeño tumor.

¡Oh, oh! Malas noticias. Pasé un par de días pensando. El cangrejo volvía a despertarse. ¿Qué consecuencias podría tener eso?¿Cómo iba a afectar a nuestros planes?. Llevaba un año y medio en casa, un año y medio estupendo, disfrutando del otoño, del mar, de la familia, de paseos por la montaña inexplicables. Aunque a medida que pasaba el tiempo, las ganas de volver a pisar un escenario se convirtieron en una necesidad de primer orden. Después de darle muchas vueltas, llegué a la conclusión de que no iba a dejar que el cangrejo me volviera a apartar de la música. Me daba igual. Pasara lo que pasara, dijeran lo que dijeran, en 2017 Jarabe volvía a los escenarios.

Llamé a mi oncóloga, Elena Élez, y le expliqué todo lo que tenía en mente para este año y que, a pesar de las últimas noticias, no iba a dejar de hacer. Tenía un plan y el cangrejo no me lo iba a joder. La jefa (así llamo a la doctora Élez) me dijo que ni se me ocurriera dejar mis planes de lado. Que a por ello, con cangrejo o sin cangrejo, con quimioterapia o sin ella.

Y así lo vamos a hacer. Estrenaremos disco en breve, estrenaremos también libro y a partir de mediados de marzo empezamos con los conciertos. Conciertos grandes, con toda la banda, conciertos más íntimos, en teatros y auditorios, a piano, violonchelo, contrabajo y voz. Habrá días que estaré al 100%, otros que no tanto. Habrá días en que me sobrará la voz, y otros en los que me falte. No pasa nada, porque ahí estaré cuando levanten el telón, en uno de los lugares en donde mejor me siento, en uno de los lugares donde más me gusta estar, firmes y a la orden, cantando para ti. Volveremos a compartir nuestras vidas, cosa que con gusto hacemos desde hace muchos años.

Y al cangrejo, como vengo haciendo desde que le conocí, le dedicaré solo 5 minutos al día, aunque eso sí, durante las actuaciones me acordaré de María, de Andrés, de Lino, y pensaré en todas aquellas personas a las que el bicho se llevó por delante. Y también en todas aquellas que como yo lo siguen toreando día a día. A todos van dedicados los conciertos de este año.

Conciertos, directo, viajes, escenarios. Como dicen en Italia, non vedo l'ora di cominciare. En nada nos volvemos a ver las caras.¡Hasta pronto Music Lovers!

Más información