Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Curiosidades, rarezas y pequeñas joyas de FITUR

No todo lo que puedes ver en FITUR, la feria internacional del turismo que se celebra en Madrid hasta el domingo, es lo previsible.

FITUR, el gran escaparate internacional de las vanidades turísticas que se celebra en Madrid hasta pasado mañana, es una caja de sorpresas. Además de los típicos y previsibles pabellones de empresas y destinos tradicionales con sus previsibles y tradicionales propuestas, si rebuscas por los rincones encuentras países que jamás imaginaste que podrían ser turísticos, rarezas tecnológicas y pequeñas sorpresas de un sector que parece no conocer las crisis y que cada año bate récords de cifras. Estas son algunas de las que he visto en esta 37º edición:

Gambia

Una de las representantes de la delegación de Gambia

Hoy mismo la edición digital de este periódico informa sobre la entrada de tropas senegalesas en Gambia para obligar a dejar el poder al antiguo presidente, que pese a haber sido derrotado en las urnas se niega a abandonar el palacio presidencial. El Ministerio de Exteriores español desaconseja viajar al país salvo casos de extrema necesidad y pide a los nacionales que aún estén allí que salgan con la mayor celeridad. Y sin embargo, ahí está: un pabellón completo de Gambia en FITUR. Publicitando las virtudes del país como destino turístico en el que el viajero puede encontrar playas con resorts vacacionales y mucha naturaleza: parques y reservas naturales especialmente interesantes para los amantes del birdwatching (observación de aves).

Sudán

Un país que nada tiene que ver con aquel que visité en 1990, me aseguran desde su stand. Los responsables del turismo sudanés publicitan que ya hay mejores infraestructuras (un carretera asfaltada desde Jartum a Wadi Halfa por el desierto de Nubia, por ejemplo), hoteles de 5 estrellas, etc.  Tratan de potenciar las ruinas arqueológicas del antiguo reino de Kush, en el norte del país, y el buceo en sus 750 kilómetros de costa del mar Rojo.

Un representante de la delgación mauritana, con la bandera de su país al fondo

Mauritania

Como en el caso de Gambia, otro esfuerzo por transmitir mensajes de normalidad mediante el desarrollo del turismo ante situaciones políticas convulsas. Su pabellón, ambientado con una jaima, habla de ciudades antiguas como Ouadane, Chinguitti y Oualata, ejes del comercio transahariano desde el siglo IX, o de parques nacionales como el de Diawling, a lo largo del río Senegal. La zona norte del país es un territorio sin apenas control gubernamental al que el Ministerio de Exteriores desaconseja viajar por el especial riesgo de atentados y secuestros.

El stand de Palestina en esta edición de Fitur 2017

Palestina

Que Palestina venga a Fitur no es noticia porque ha participado en ediciones anteriores. La noticia es que su pabellón y su oferta son cada vez más grandes. Y apuesta mucho por el mercado español. Además de promocionar Jerusalén, Belén, Ramala y Nablus, la curiosidad es que también publicita Gaza como la puerta al mar del pueblo palestino. Palestina es también un destino para disfrutar de sus muchos festivales culturales.

Mongolia

Varios touroperadores locales ofrecen rutas de senderismo por el desierto del Gobi. Para una primera aproximación al país hay interesantes tours de 9 días que permiten conocer lo más destacado: Ulán Bator, las enormes estepas mongolas, Kharkhorin -la antigua capital del gran impero mongol- o el monasterio de Ongi. Y por supuesto el encuentro con la población local: nómadas que aún viven trashumando por la estepa con sus ganados y caballos. Todo una aventura.

Un cocinero ofrece chocolate a los visitantes en el stand de Costa de Marfil

Costa Marfil

Tras unos años revueltos por la guerra civil, Côte d’Ivoire vuelve a intentar posicionarse como un destino amable que tiene un poco de todo: diversidad etnográfica, rica artesanía, turismo de playa con más de 550 kilómetros de costa, antiguos poblados coloniales franceses y safaris por parques nacionales. Y sobre todo, agroturismo en torno a las rutas del cacao.

Georgia

Puesto de información en el stand de Georgia

Uno de los grandes desconocidos, que sin embargo ofrece cultura, diversidad y autenticidad. Un buen destino para amantes de la naturaleza (más de 40 áreas protegidas en todo el territorio, con el 40 % de la superficie del país cubierta de bosque) o de la cultura de una región que siempre fue estratégica en el comercio entre Asia y Europa.

Armenia

Otro de los destinos emergentes para el mercado europeo, con una gran herencia cultural. Las iglesias armenias tienen varios siglos de historia. Su capital, Ereván, pasa por ser una de las ciudades más antiguas del mundo (fue fundada en el 782 a.C). Para una primera aproximación al país recomiendan rutas de 8 días visitando la catedral de Zvartnots, el monasterio de Khor Virap, el caravanserai de Orbelián y el lago de Seván, uno de los lagos de agua dulce más grandes del mundo.

El stand de Travel Gau, el buscador dog-friendly

Travel Guau

No todas las curiosidades tienen que ver con destinos. También me llamó la atención algunas nuevas aplicaciones tecnológicas o iniciativas empresariales. Como esta: un buscador y central de reservas pensado para el turismo dog-friendly. Si quieres viajar con tu perro, en Travel Guau te informan no solo de hoteles donde los admiten (clasificados de 1 a 3 guaus, en vez de estrellas), sino también de servicios como taxis, destinos y hasta experiencias donde las mascotas son bienvenidas.

Wim Bag

¡Me han pedido la maleta! La terrible frase delante de la cinta transportadora con cara de desolación cuando ves que salen todas menos la tuya puede tener un final feliz. Este pequeño dispositivo, no más grande que una cajetilla de tabaco y desarrollado por unos jóvenes emprendedores españoles, está pensado para colocarlo dentro de la maleta. Permite tener vía GPS un seguimiento en tiempo real del traqueteo que lleva nuestra valija entre cintas transportadoras y zonas de carga de los aviones. La aplicación detecta y notifica también a una app de nuestro smartphone alertas por apertura o robo y dispone de un servicio de recuperación. Cuesta unos 90 euros.

Lock Up Apartments

Se trata de un servicio de cerrajería digital que puede revolucionar el mercado de los apartamentos turísticos. Esta empresa ha diseñado un bombín electrónico que elimina las llaves físicas de tal manera que las puertas pueden abrirse a través de la app de un smartphone o bien de manera remota a través de un ordenador. Esto permite a los dueños de apartamentos turisticos, casas rurales o alquileres por plataformas tipo AirBnB eliminar el engorro de dónde dejar las llaves y cómo dárselas a cada nuevo inquilino. Mediante un correo electrónico envían al usuario unas claves para abrir la puerta los días contratados. Además de la casa principal, también hay configuraciones para abrir el garaje, la portería, la piscina o las zonas comunes.

Más información