Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las pulseras contra el cáncer de Candela recaudan un millón de euros

Las amigas de la niña afectada por esta enfermedad destinan el dinero a la investigación

Las pulseras de Candela contra el cáncer infantil recaudan un millón de euros.

Daniela y Mariona salieron un día a la calle con un cartel y un puñado de pulseras para venderlas y ayudar a su amiga Candela, enferma de leucemia. Sin saberlo, estaban iniciando una cadena solidaria que, tres años más tarde, ha logrado recaudar un millón de euros para la investigación del cáncer infantil. Cada año, se diagnostican en España 1.400 casos nuevos de tumores malignos en niños, siendo la leucemia el más común, seguido de los tumores cerebrales y los linfomas. Además, es la primera causa de muerte por enfermedad hasta los 14 años de edad. La supervivencia de los niños diagnosticados a los cinco años es del 81%, según Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP)

Una voluntaria del hospital enseñó a Candela a hacer pulseras

Todo empezó en el verano de 2013, cuando Carmen, una voluntaria del centro, enseñó a Candela, de 11 años, a hacer pulseras para hacerle más llevadero su ingreso en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona), un centro especializado en medicina pediátrica. Poco tiempo después, la niña enseñó a Daniela y Mariona, sus amigas de toda la vida, a tejer las mismas pulseras de hilo que hacía ella en el hospital.

Las dos compañeras de Candela empezaron a tejer pulseras, que bautizaron como Candelas en honor de su amiga, y a venderlas para conseguir dinero para la obra social del hospital. Las niñas admiten que, al principio, sus padres se rieron de ellas, pero que con los primeros resultados, fruto de "perseguir" a amigos, familiares y vecinos del pueblo con las pulseras, se contagiaron de su ilusión. La magia se extendió hasta la planta ocho de Sant Joan de Déu, dedicada a oncología, donde Candela enseñó a los demás pacientes y a sus familias a hacer las mismas pulseras.

El resultado, según coinciden todos los implicados, ha sido "alucinante". Desde finales de 2013 hasta este enero, se han elaborado más de 274.000 pulseras, que se han vendido a tres y cinco euros. El millón de euros que han conseguido se ha destinado a ampliar la plantilla de investigadores en el centro barcelonés, que actualmente cuenta con seis líneas de investigación y 27 investigadores.

El presupuesto del centro destinado a la investigación de oncología infantil es de dos millones de euros anuales. El 80 % de los recursos proceden de donaciones de particulares y de iniciativas como la venta de las 'candelas'.

Los responsables del centro y la madre de Candela, Mireia, han pedido que se trate como excepcional el caso de Nadia, a cuyos padres se investiga por presunto fraude con las donaciones que tenían que servir para financiar la cura de su hija.

Más información