Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos están locos con 'Rectify': todos puntúan esta serie con un 10

Ni una fisura. La cuarta temporada, y última, de 'Rectify' consigue la unanimidad de los especialistas: obra maestra

Rectify
Daniel Holden, protagonista de 'Rectify', debe enfrentarse al día a día de una persona normal después de haber pasado los últimos 20 años de su vida en el corredor de la muerte.

"Es lo más cercano a perfección que se ha dado en la televisión", dice un espectador. "Es, simplemente, la mejor serie del momento", apunta un crítico. "Una obra maestra comparada a Los Soprano o Breaking bad", señala otro. Los tres hablan de la misma serie, Rectify, que ha conseguido algo inaudito: que los críticos (todos) le concedan una puntuación de 10 sobre 10. Su cuarta temporada, recién estrenada en Estados Unidos –el primer episodio se emitió el pasado 26 de octubre–, cuenta con la máxima calificación en Metacritic, el portal online que saca la nota media de las publicaciones más influyentes. Con Rectify no han tenido que calcular mucho: todos le otorgan un sobresaliente. La cuarta temporada de Rectify, compuesta por ocho episodios, será la última entrega de la serie.

"Tiene un sentido visual maravilloso. Da la sensación de que la cámara también hubiera sido puesta en libertad en el mundo después de dos décadas grabando únicamente las cuatro paredes de una celda", dice el 'New York Times'

"Rectify trata de manera excepcional lo que viene después de la cárcel para los exconvictos, para sus familias y para toda una comunidad. Es un meticuloso trabajo de reconstrucción, con un sentido visual maravilloso. Da la sensación de que la cámara también hubiera sido puesta en libertad en el mundo después de dos décadas grabando únicamente las cuatro paredes de una celda", dice James Poniewozik, el especialista del The New York Times. En el mismo tono escriben los críticos de TV Guide Magazine, Slant Magazine, Hiflix, Indiewire...

Al margen de su impecable calidad audiovisual, la trama de Rectify atrapa desde el primer momento. Daniel Holden, un hombre joven y atractivo, ha pasado los últimos 20 años en el corredor de la muerte a la espera de ser ejecutado por ser considerado culpable de haber violado y asesinado a su novia cuando él tenía 18 años y ella 16. Pero la aparición de una nueva prueba de ADN echa por tierra cualquier evidencia anterior.

Después de dos décadas preparándose para una muerte segura, y tras haberla sorteado en cinco ocasiones mediante apelaciones, es puesto en libertad. Ni él ni su familia saben cómo gestionar esta segunda oportunidad. Sin más pruebas que le inculpen directamente, la ley se ve obligada a exonerarle, pero la sociedad y, sobre todo, la pequeña localidad en la que vivía antes de entrar en la cárcel no terminan de confiar en él.

El protagonista está interpretado por Aden Young (43 años, Canadá). El actor, a pesar de haber participado en una decena de películas (Asesinos de élite; Yo, Frankestein o El último bailarín de Mao), no había protagonizado ningún éxito hasta la fecha. Por su parte, Ray Mckinnon (58 años, EE.UU), creador y productor de Rectify, también ha trabajado como actor en varias películas como Mud (junto a Matthew McConaughey), O brother! (de los hermanos Cohen) o Paseando a Miss Daisy, y ha aparecido en la serie Sons of anarchy (Hijos de la anarquía, en español). La selección musical de Rectify (que se puede traducir por 'rectificar') está tan cuidada como cada uno de sus planos. Artistas auténticos de la talla de Johnny Cash e ídolos indies como Bon Iver o Sharon Van Etten visten los capítulos de la serie mejor valorada por la crítica.

Uno de los puntos clave de Rectify es precisamente que, a pesar de que la supuesta inocencia del protagonista es el pilar fundamental de la serie, llega un momento en el que el espectador olvida seguir preguntándose si Daniel cometió, o no, las atrocidades que le llevaron a pasar más de la mitad de su vida encarcelado. El mundo creado por Ray McKinnon absorbe desde el principio a un público que deja de cavilar para adentrarse sin prejuicios en el renacer del protagonista.

"He pasado los últimos años rezando, creyendo que hay algo más allá y preparándome para morir. No contaba con vivir y ahora no sé qué hacer con la vida que me espera ahí fuera", confiesa el exconvicto en una comparecencia ante los medios nada más salir de prisión. "Cuando estás solo contigo mismo todo el tiempo, vas profundizando más y más en tu persona hasta que terminas por perderte", apunta Daniel en otro de los capítulos.

"Hermosa es la palabra más apropiada para describir esta pequeña joya. Está a la altura de 'Los Soprano' o 'The Wire", señala un espectador

"Rectify nos permite conocer y cuidar de sus personajes al asumir sus verdades en momentos que nos conectan con su soledad, su incertidumbre y su esperanza", afirman en Collider, medio especializado en cine. Si algo se aprende con Rectify es que, al igual que ocurre en la vida real, nada es blanco o negro. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. La serie muestra un mundo de claros y sombras donde juegan un papel importante el beneficio de la duda y las segundas oportunidades.

Pero, lejos de tratarse de una obra de culto incomprensible para la mayoría de aficionados, Rectify también ha despertado admiración entre un público no especializado. "Es una de las mejores obras de ficción jamás grabada. La espectacular historia hace reflexionar sobre cada escena. Es pura poesía visual", opina un seguidor. "Hermosa es la palabra más apropiada para describir esta pequeña joya. Me ha fascinado desde el principio con sus matices y su capacidad de profundizar en la experiencia humana. Está a la altura de Los Soprano o The Wire. Muestra la conexión humana de una manera real y profunda", afirma un fan de la serie.

Rectify está producida por Sundance Channel y en España se puede ver en las plataformas de Movistar, Vodafone, Euskaltel, Telecable y R.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información