Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los congoleños exigen noticias

Habari es un colectivo de blogueros que pretende dar voz a la sociedad civil sobre asuntos políticos y que tienen que ver con todas las preocupaciones cotidianas de la población

Integrantes del colectivo de blogueros Habari.
Integrantes del colectivo de blogueros Habari.

En swahili habari significa noticia. Es la fórmula que se usa como saludo en algunas zonas de la República Democrática del Congo. Conocer las novedades es una necesidad casi biológica. Por eso, un grupo de blogueros han elegido esta palabra para bautizar un proyecto en el que pretenden ofrecer a la sociedad civil del país la información de la que está ávida, en un momento en el que se encuentra en una situación crítica. Mientras la tensión sube con los obstáculos que Joseph Kabila plantea a la celebración de las controvertidas elecciones presidenciales, los movimientos sociales son cada vez más activos. Sus reivindicaciones van más allá de la transparencia política, e incluyen un paso adelante del país, nuevas oportunidades y una estabilidad que permita dejar atrás las últimas décadas marcada por el lastre de la violencia y el espolio de los recursos.

Habari, la plataforma de los blogueros congoleños es, en realidad, un reflejo de los nuevos latidos que marcan la vida de la sociedad civil del país. Guy Muyembe, un profesor de instituto de Lumumbashi y bloguero por vocación, es a sus 31 años el presidente de esta nueva plataforma que pretende generar “un espacio de expresión sobre todos los asuntos de la vida, más allá de la política”. En la coyuntura en la que se encuentra el país, con el horizonte incierto de unas elecciones críticas, los blogueros no eluden este asunto, pero la insistencia en la diversidad de los temas tiene un sentido muy claro. “La política vampiriza el espacio mediático”, comenta Muyembe.

Empezaron siendo una veintena cuando iniciaron su actividad en julio, repartidos en cuatro de las principales ciudades del país centroafricano. Ahora son ya más de medio centenar. Todos ellos blogueros. Todos ellos movidos por crear ese espacio de expresión inexistente. “Se trata de que todas las voces puedan expresarse a pesar de que no compartan las opiniones. Eso es lo que falta en nuestro país”, asegura Muyembe. Los blogueros de Habari reproducen un esquema que está en la base del ciberactivismo africano. En 2008, un grupo de blogueros kenianos llegaron a la conclusión de que la falta de información estaba en la base de la violencia que azotaba al país después de las elecciones. Quisieron construir una plataforma que generase un mosaico de opiniones, una suma de las múltiples dimensiones del problema, para tener una visión completa y una perspectiva compleja de la situación. Después, otros han repetido la fórmula. Los últimos, los jóvenes activistas que en Burundi crearon Yaga, también en un delicado periodo preelectoral.

Se trata de que todas las voces puedan expresarse a pesar de que no compartan las opiniones. Eso es lo que falta en nuestro país

“Es cierto, es un momento delicado”, confiesa Muyembe, “pero no hay que perder de vista que no estamos alineados. Es decir, Habari no se ha creado para quitar a Kabila, ni para traer a otro candidato. No hacemos campaña. Sólo pretendemos dar la oportunidad de expresarse a todo el mundo. Si la gente se expresa, los políticos no van a tener más remedio que escuchar”. Insiste, una y otra vez, el presidente de la organización en que su planteamiento no es partidista. Y no es de extrañar en previsión de cómo la tensión puede subir en el país a medida que se vaya acercando el momento teóricamente indicado para las elecciones. “Sabemos que siempre hay un riesgo, pero queremos contribuir, aportar nuestro grano de arena, ayudar a la sociedad en la toma de conciencia en temas cruciales. Somos modestos, pero ese es nuestro objetivo”, afirma convencido el profesor de instituto.

Para la movilización, para la sensibilización y para esa toma de conciencia en cuestiones sociales fundamentales de la que habla Muyembe, los miembros de Habari han depositado su confianza en las TIC, la combinación de los blogs y las redes sociales. Y eso también puede resultar sorprendente, en el segundo país más extenso del continente, el cuarto más poblado, la penetración de internet no llega al 4%. Y, sin embargo, Guy Muyembe asegura que “a pesar de la pobreza y de la falta de electricidad, Internet se está haciendo accesible a muchos congoleños, cada vez más, se está democratizando poco a poco”. Además, el presidente de Habari recuerda que, en muchos países, “cuando hay problemas, las autoridades cortan el acceso a internet y las redes sociales, y eso es porque los blogueros y los activistas tienen capacidad de influir a través de esas herramientas”.

Guy Muyembe hace un recuento de los temas que consideran prioritarios y en los que Habari pretende incidir para sensibilizar a la sociedad congoleña. Evidentemente, en la situación actual, la política es el tema estrella. El país se encuentra a la espera de que Kabila convoque elecciones, pero con la amenaza de que intente eludir esa obligación constitucional y con la sociedad civil y la oposición intentando presionar al presidente para que coloque las urnas. “La sociedad congoleña tiene que ser capaz de vivir en un ambiente de oposición de ideas sin recurrir a la violencia”, dice el bloguero.

Más allá de los asuntos políticos, la situación de la mujer es otro de los temas estrella, junto a las necesidades de la juventud, desde las perspectivas de futuro hasta la formación o la delincuencia. La economía no se escapa de las inquietudes de Muyembe y sus compañeros. “Nuestra economía está basada en la explotación de las materias primas y eso ha dado lugar a un sistema lleno de corrupción”, advierte el profesor de instituto. Finalmente, lo que el presidente de Habari llama “las relaciones sociales” y que define como los desequilibrios que se producen, por ejemplo, en el trato entre policía y ciudadanos, o entre patrón y trabajador. Ese también es un tema fundamental para la toma de conciencia de la sociedad desde el planteamiento de la plataforma de blogueros.

En el segundo país más extenso del continente, el cuarto más poblado, la penetración de internet no llega al 4%

Habari pretende cubrir algunas de las deficiencias que la sociedad civil percibe en los medios convencionales. Además del monopolio que la información política ejerce en el espacio mediático, que ya denunciaba Muyembe, y que impide hablar de otros temas que marcan la vida cotidiana de los ciudadanos. “Nosotros estamos libres de los intereses que hay en los medios. En su mayoría los grandes medios están financiados por políticos”, advierte Muyembe. El presidente de Habari, además, ironiza sobre una dinámica habitual en el panorama mediático del país: “Si alguien crea un medio nuevo quiere decir que acabará dedicándose a la política”.

Los blogueros de esta nueva plataforma, sin embargo, se confiesan independientes y, sobre todo, íntimamente ligados con la sociedad civil. No porque tengan vínculos orgánicos, es decir, no han sido auspiciados por ninguna organización ya existente. “Estamos del lado de la sociedad civil, porque formamos parte de ella. Nuestro nexo con las organizaciones sociales es que la mayoría de los blogueros forman parte de alguna de ellas”, explica la cabeza visible del colectivo. Para poner en marcha la plataforma, eso sí, han contado con el apoyo de la radio neerlandesa, RNW. Esta misma institución ya apoyó una iniciativa similar en la vecina Burundi justo antes de las elecciones de 2015, con el mismo objetivo: facilitar las necesidades técnicas para que los blogueros tuviesen una voz que representase a los ciudadanos de a pie.

Muyembe destaca el papel de las TIC en todo este proceso. En este caso, los blogueros que estaban dispersos en amplio territorio como el de la República Democrática del Congo y que apenas se vinculaban entre sí por regiones han alcanzado una voz más fuerte. “Antes había colectivos en las principales ciudades y ahora se han puesto en contacto personas que viven a más de 2.000 kilómetros de distancia, que ni siquiera se han visto nunca, pero que hablan cada día”, dice el presidente de Habari. Este es un ejemplo de cómo en los últimos años se está configurando por primera vez una sociedad civil con vocación congoleña, con objetivos de país, para hacer frente a retos de país.

Más información