Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Para 61 millones de niños no hay vuelta al cole

Los países con menor índice de escolarización son Liberia, Sudán del Sur y Afganistán, según Unicef

Alumnos en una escuela en Sudán del Sur.

Los conflictos bélicos, la pobreza y la exclusión social hacen que 61 millones de niños de entre seis y 11 años de todo el mundo, según Unicef, no puedan acceder a la educación primaria. Una circunstancia que les aleja de la posibilidad de leer y escribir y les aboca a un futuro sin futuro, condicionado, entre otros factores, por su analfabetismo. Desde 1990 y hasta 2007 el porcentaje de menores sin escolarizar bajó progresivamente, pero en los últimos años esta cifra se ha estancado. "Trabajamos para que no decaiga el impulso de que todos los niños puedan ir a la escuela y para mejorar la calidad de la educación", ha manifestado Blanca Carazo, responsable de programas de Unicef España, este jueves, Día Internacional de Alfabetización.

Entre los países con menores índices de escolarización se encuentran Liberia, Sudán del Sur y Afganistán. En el primer caso, un 66% de los niños tienen acceso a la educación primaria; porcentaje que desciende hasta el 59, en el segundo y al 46, en el tercero. Mención expresa merece Siria, donde la guerra que asola el país desde hace cinco años ha provocado que dos millones de niños dentro del país no vayan a la escuela y otros 600.000 tampoco lo hagan en aquellos estados donde se refugian, informa Unicef. "Conflictos como este generan que niños que antes tenían la posibilidad de ir a la escuela, ahora no la tengan", explica Carazo. Porque en el caso de los refugiados, el abandono del colegio se suma a la dureza del trayecto a la que se enfrentan los más pequeños. Según los últimos datos de la agencia de la ONU, unos 50 millones de niños viven actualmente lejos de su lugar de origen.

Para 61 millones de niños no hay vuelta al cole

El hecho de que un menor reciba educación primaria no implica que aprenda correctamente a leer y a escribir. La Unesco asegura que 250 millones de niños no han adquirido estas habilidades, a pesar de haber asistido al menos durante cuatro años a la escuela. Una deficiencia con la que coinciden desde Unicef. Desde la organización ponen el acento en los lugares en zonas de conflicto: "Hay una cosa que nos preocupa muchísimo y son los ataques a escuelas, que son tristemente cada vez más habituales y violan todas las normas de Derecho Internacional, así como atentan contra la vida y la seguridad de estos niños".

España

La educación primaria es obligatoria en España, por lo que el índice de niños que no va a colegio es prácticamente nulo, según Save the Children. Sin embargo, sí se da el fenómeno del analfabetismo funcional. Este término se refiere a personas que no pueden leer ni escribir frases simples sobre su vida cotidiana, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). En España, hay 669.400 ciudadanos de más de 16 años que son analfabetos funcionales, un 1,7% de la población. De estos, solo 12.800 están cursando algún tipo de estudio que les permitirá dejar de serlo.

A pesar de que en España el acceso a la educación primaria es universal, para Save the Children existen datos preocupantes que advierten de una "pobreza educativa". Almudena Escorial, responsable de Relaciones Institucionales de esta ONG, explica este problema: "No hay políticas que sitúen a los niños en igualdad de condiciones, ni mecanismos que compensen esta desigualdad, por lo que se está perpetuando. Lo que proponemos es recuperar la inversión perdida con la crisis y pedimos políticas dirigidas a lograr una equidad".

Más información