Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última locura en Youtube, montar muebles de Ikea 'colocado'

La web serie 'Hikea' mezcla drogas y bricolaje y ya tiene millones de visualizaciones. Pero no es la primera vez que la televisión o el cine graba a individuos bajo efectos de sustancias. Ha ocurrido incluso en España

Dos de los protagonistas de 'Hikea' con considerables dificultades para montar una cajonera.

Como si no fuera lo suficientemente difícil montar los muebles de Ikea (todos hemos pasado horas mirando esos planos como si estuvieran en chino mandarín), dos publicistas de Nueva York han decidido que deberíamos ir un paso más allá. Hunter Fine y Alex Taylor han colgado en YouTube una serie de videos titulados Hikea, que implica a voluntarios que toman drogas y se dedican a montar muebles de la conocida marca de interiorismo y decoración sueca.

Según explican los precursores del proyecto en su web, montar muebles de Ikea es "una lucha que es casi universal" a lo que la gente habitualmente tiene que hacer frente. Con su experimento, agregan un grado de dificultad extra y cada episodio es protagonizado por nuevos personajes y nuevas sustancias. Eso sí, a pesar de lo frívolo que pueda parecer todo, avisan de lo pernicioso que puede ser el consumo de drogas y de que sus piezas de vídeo son solo aptas para mayores de 18 años.

En el primer episodio, Giancarlo y Nicole tratan de montar unas cajoneras bajo los efectos del LSD. Para los no entendidos, los efectos de esta droga pueden durar hasta siete horas y van desde la distorsión sensitiva, visual y auditiva de la realidad hasta la sinestesia, fenómeno en que los sentidos se cruzan y se ven los sonidos o se huelen los colores, etc. Podemos ver cómo las drogas hacen que las funciones cognitivas más sencillas se vuelvan todo un reto para el cerebro, pero mejor que lo veáis vosotros mismos.

En el segundo episodio, Keith trata de montar un escritorio bajo los efectos de las setas alucinógenas. Esta droga es capaz de provocar fuertes alucinaciones visuales y auditivas al que las tome. No queremos spoilear el video, pero solo os adelantamos que Keith tarda nada menos que 5 horas en montar un sencillo escritorio, se salta doce pasos de las instrucciones y le sobran piezas. Seguramente, el mueble no tarde en venirse abajo.

El uso (y abuso) de drogas para las cosas cotidianas ni siquiera es un concepto original; en 2007 el cineasta Michael Blieden dirigió junto a Doug Benson un documental escandaloso para la sociedad americana, Super High Me, en que el actor se pasaba 30 días fumando marihuana y tratando de realizar sus quehaceres diarios bajo la influencia de esta droga. Ni que decir tiene que la vida deja de ser sencilla cuando se altera la conciencia.

Pero aquí en España también tenemos un ejemplo directo, el programa de Samanta Villar 21 días, en que la reportera pasó todos esos días bajo los efectos del cannabis; originando esto una cantidad de debates a posteriori sobre si estamos hablando de periodismo de investigación o simple sensacionalismo.

Sea como fuere, el experimento de Fine y Taylor ha dado sus resultados y los videos ya acumulan varios millones de visionados en la red. Falta por saber qué opina Ikea sobre todo esto. De momento, atento la próxima vez que vengan a tu casa a montarte los muebles. Asegúrate de que quien lo haga esté completamente sereno... Al menos, si quieres que tus estanterías aguanten el paso del tiempo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.