Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El talento de la moda se muda a Nueva York

La iniciativa NYC Fashion Forward becará a 100 universitarios para que realicen prácticas remuneradas en 21 compañías de la industria

'Backstage' durante la pasada semana de la moda de Nueva York.

Tommy Hilfiger, Opening Ceremony, J. Crew o Diane von Furstenberg son algunas de las 21 firmas de moda que ofrecerán prácticas remuneradas a 100 estudiantes universitarios el próximo verano. La iniciativa, denominada NYC Fashion Forward, está abanderada por el Ayuntamiento de Nueva York, el Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA) y la Corporación neoyorquina para el Desarrollo Económico (NYCEDC). El objetivo, y así lo ha declarado en el portal WWD Gabrielle Fialkoff, el asesor del alcalde de Nueva York, es respaldar al futuro de la industria: “Como exejecutivo de una empresa de moda —fue presidente de la compañía de joyas Haskell Jewels—, sé lo valioso que es encontrar nuevos talentos”.

Olivia Palermo junto a su esposo, Johannes Huebl, el pasado febrero en Nueva York.

Los estudiantes serán seleccionados a través del programa de coordinación de becas NYC Ladders for Leaders, una iniciativa perteneciente a la concejalía de Juventud de la ciudad estadounidense. “La mayoría de las carreras en moda comienzan con las prácticas, que ofrecen una información valiosa sobre la industria”, ha explicado el presidente de la CFDA, Steven Kolb, quien ha asegurado que estas becas dotan a los estudiantes universitarios de “la oportunidad de convertirse en líderes de la moda del mañana”.

Es el caso, por ejemplo, de la diseñadora Emilia Wickstead (Nueva Zelanda, 1983). Se graduó con honores en la famosa Universidad de Artes Central Saint Martins, en Londres, y realizó sus prácticas en Milán y Nueva York antes de que a los 24 años empezara a crear prendas a medida para clientas. Durante su período de aprendizaje consiguió contratos en Giorgio Armani, Narciso Rodriguez y Proenza Schouler. Además, trabajó una temporada en Vogue USA. 

En la actualidad, Wickstead es una de las diseñadoras de cabecera de la duquesa de Cambridge, y entre su cartera de clientes destacan la mujer del primer ministro británico, Samantha Cameron, Poppy Delevingne, Diane Kruger, Cameron Diaz o Alexa Chung. 

Backstage happy #Londonfashionweek #lfw #kingscross #aw16

Una foto publicada por Emilia Wickstead (@emiliawickstead) el

Nueva York no es solo una de las capitales mundiales de la moda junto a Milán, París o Londres, sino que sus calles son el caldo de cultivo idóneo para la industria. La ciudad transpira tendencia, y en un mismo barrio pueden confluir it girls como Olivia Palermo o Alexa Chung, iconos de la industria como Sarah Jessica Parker o diseñadores de la talla de Marc Jacobs o Jason Wu —una de las favoritas de Michelle Obama—. “Juntos podemos garantizar que nuestros jóvenes, nuestros negocios y nuestra ciudad estén mejor preparados para competir en la economía del siglo XXI”, ha insistido Fialkoff.

Las prácticas para los 100 universitarios están diversificadas en varios campos relacionados con la industria de la moda: diseño, fabricación o relaciones públicas, entre otros. El convenio empezará en julio y tendrá una duración de seis semanas. Además, los alumnos recibirán un curso teórico previo de 30 horas. La Alcaldía asegura que, con esta y otras iniciativas, ha triplicado la inversión de la ciudad en moda local.

El 'backstage' de la firma DexterDexterDexter en la pasada semana de la moda de Nueva York. Getty Images