Selecciona Edición
Iniciar sesión

También hay famosos que apoyan a Trump

Deportistas como Dennis Rodman o actores como Jon Voight respaldan la agresiva agenda del candidato republicano a la Casa Blanca

Donald Trump, candidato republicano en liza por conseguir la nominación del partido para las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Ed Rogers no es un asesor político cualquiera. Ronald Reagan y George Bush padre lo tuvieron como consejero de cabecera en sus respectivas carreras presidenciales. Su opinión es rotunda cuando se le pregunta por el fenómeno Donald Trump. Dice que es una especie de fuerza malvada capaz de absorber cualquier ataque, como las que salen en las películas de terror. Hollywood no quiere saber nada de esa producción. Pero en el mundo de las celebridades también hay seres extraños que están deseando participar en el reparto que protagoniza el magnate.

El guion de la versión política de la serie Fringe empezó a tomar cuerpo antes de que Sarah Palin anunciara su apoyo a la candidatura del empresario. La lista de personalidades que está engrosando la lista de simpatizantes del aspirante republicano a la Casa Blanca es de las que hace girar los ojos. A sus entusiastas, entre los que destaca el actor Jon Voight, no les preocupa el tono agresivo de su retórica. “Es él único con la convicción real de que América vuelva a ser próspera otra vez”, asegura el ganador el Oscar y padre de Angelina Jolie.

El éxito de la campaña de Donald Trump se base en una cosa: utiliza la amenaza como una muestra de liderazgo. Es lo que hizo precisamente popular el programa Celebrity Apprentice, con su célebre “estás despedido”. Y de ahí le llega la remesa de apoyos. “Es un tipo de primera clase”, como dice Johnny Damon, exjugador de los Yankees. El “you are fired”  lo espetó dos veces a Stephen Baldwin. El hermano de Alec Baldwin no le guarda ningún rencor por eso. “Dice lo que piensa y por eso le va bien tan bien las encuestas”, afirma.

Jesse James también tuvo a Donald Trump como jefe cuando vivió en la Trump Tower. El exmarido de la actriz Sandra Bullock, que saltó a la fama por el programa Monster Garage, asegura en su cuenta en Facebook que el magnate es una persona que trata bien a su gente, “incluso a los chicos hispanos que trabajan en el rascacielos”. También pasó por allí Dennis Rodman. “No necesitamos a otro político”, insiste el también amigo del dictador norcoreano Kim Jong Un.

Willie Robertson es quizás el más grandes de los grandes animales de la telerrealidad, por el programa Duck Dynasty. “Los dos estamos casados con mujeres que son mil veces más guapas que nosotros y los dos somos empresarios de éxito. Por eso me gusta Donald Trump”, afirma el comandante del clan. Tila Tequila es otra creación de ese extraño mundo del reality. “Todo el mundo sabe que estoy en contra de las vacuna. Donald Trump también”, dice para justificar su apoyo.

Entre las celebridades que volvieron a emerger en Estados Unidos del pasado gracias a los realities se encuentra, por ejemplo, Hulk Hogan. La antigua estrella de la lucha libre no es que le apoye públicamente, es que aspira a estar en su gabinete si Trump gana en noviembre las presidenciales. La misma ambición la tiene Jesse Ventura, quien por cierto fue gobernador del Estado de Minnesota. “Este país necesita una buena sacudida para poder romper el status quo”, afirma The Boy.

Hablando de seres mutantes, otro de los que ve a Donald Trump en la Casa Blanca es el actor Lou Ferrigno, más conocido por Hulk. “Al final lo importante es que el cargo de presidente lo ocupe alguien que se preocupa por su país y por mantenerlo seguro”, asegura. Y ya puestos a echar a los rivales contra las cuerdas, por qué no los puños de Mike Tyson. El antiguo peso pesado le devuelve ahora el favor al empresario, que defendió su vuelta al tapete tras salir de prisión.

Wayne Newton, más conocido como Mr. Las Vegas, apoya a Donald Trump porque “dice las cosas como son”. “Es lo que necesitamos en este país”, añade Gavin McInnes, cofundador de Vice Media, controvertido donde los haya. Como el magnate, no se muerde la lengua cuando se trata de asuntos como la inmigración. “Sí, prohibir la entrada a los musulmanes puede parece bastante irracional, temerario e insensible, pero estamos en guerra”.

“A muchos les gustaría estar donde ha llegado, volando en su propio avión y sin tener que preocuparse por el hotel en el que se va a quedar su familia”, insiste Newton, que como Tyson no admite que les representen como “idiotas” por defender la candidatura de Trump. Brian France, consejero delegado de NASCAR, el equivalente a Bernie Eccleston en la fórmula 1, tampoco entiendo el revuelo que se ha montado porque decir que es lo que necesita el país.

Más información