‘El encantador de perros’, César Millán, investigado por crueldad animal

La Agencia de Control de Animales de Los Ángeles quiere averiguar si dos cerdos fueron atacados por un bulldog francés durante un programa

César Millán, el 'Encantador de perros', en una imagen de archivo.

César Millán, conocido por su programa El encantador de perros (Dog Whisperer, que se ha emitido en España), está siendo investigado por supuesta crueldad animal, después de que se emitiese un capítulo de su serie Cesar 911 en el que supuestamente se ve a un perro atacando a dos cerdos mascota en un cercado, según informa la cadena de televisión NBC. La investigación fue iniciada por la Agencia de Control de Animales del Condado de Los Ángeles (California), donde se recibieron numerosas llamadas de espectadores quejándose de que en un episodio un bulldog terrier francés llamado Simón arrancaba un trozo de oreja a uno de los cerditos, según la página TMZ.

Agentes del sheriff y de la Agencia de Control Animal han acudido al centro canino de Millán en la localidad de Santa Clarita (Dog Psychology Center) para reclamar información, pero el entrenador de perros no se encontraba allí al estar de viaje de trabajo, según contaron algunos de sus familiares a NBC4.

Las personas que denunciaron telefónicamente los hechos relataron que antes de que el perro Simón, que estaba siendo sometido a una sesión de entrenamiento, pudiese ser detenido mordió la oreja a uno de los cerditos, dejándolo herido. El objetivo de Millán era demostrar cómo se podía adiestrar al animal para que no atacase a las mascotas e incluso pudieran compartir la comida.

Sin embargo, representantes del programa de Millán negaron que esto fuera así. De hecho, en las imágenes no se aprecia con nitidez si esto realmente ocurre, aunque si se observa como el perro arremete contra el cerdo y luego como este tiene una herida la oreja izquierda.

La Agencia de Control de Animales ha requerido a Millán para que antes de 24 horas contacte con los investigadores para aclarar el paradero y el estado de salud del cerdo supuestamente herido.