CARTAS AL DIRECTOR

¿Quién nos ha robado el verbo oír?

De un tiempo a esta parte ha dejado de utilizarse la palabra oír sustituida por escuchar, que en absoluto es sinónima. Así se oyen noticias en televisión como: “La explosión de la bomba se escuchó en toda la ciudad”. O voy al museo y la guía nos pregunta: “¿Me escuchan?”. Y tengo que responder: “Pues claro que te escuchamos, para eso estamos aquí, el problema es que no te oímos”. De nada sirve que los maestros nos matemos explicando a nuestros alumnos que entre oír y escuchar hay la misma diferencia que entre ver y mirar. La televisión tiene mucha fuerza. Y es que cuando una palabra se pierde, también nuestra inteligencia se empobrece.

Debería haber alguien en los medios de comunicación que corrigiera este error tan garrafal. Quizás un inglés que les explicara que oír es hear y escuchar, listen, y cómo ellos tratan de ignorante a quien los confunde. Lo digo porque nadie es profeta en su tierra y a mí, una maestra española, no creo que nadie me escuche, aunque me oigan.— M. Carmen Fernández Martín.