Selecciona Edición
Iniciar sesión

Crece el reclamo ciudadano por los derrames de petróleo en Perú

Las fugas se produjeron el 25 de enero y el 3 de febrero; la primera atención médica a un niño que recogió crudo ocurrió el martes

Este martes, frente a la sede de la estatal PetroPerú, se realizó la segunda protesta por los derrames de petróleo en la Amazonia tras las fugas de enero y febrero. Es la primera vez que los ciudadanos se manifiestan públicamente a pesar de que desde 2010 se han contado once derrames en el  Oleoducto Norperuano, de más de 40 años de antigüedad.

Algunos candidatos presidenciales, artistas plásticos e ilustradores han opinado sobre la necesidad de reemplazar la infraestructura, calificada como obsoleta por el ministro de Ambiente, y de atender la emergencia sanitaria en las decenas de comunidades nativas afectadas, ya que más de 100 niños ayudaron a recoger crudo, sin protección. Luego de las lluvias del 9 de febrero el crudo pasó del río Chiriaco a otro mayor, el Marañón, tributario del Amazonas.

El sábado, el Ministerio de Salud anunció que había enviado máquinas portátiles de tratamiento de agua (una para la región Amazonas y otra para Loreto) y de tratamiento de residuos, pero el lunes precisó que aún “estaban en camino”.

PetroPerú, la operadora del oleoducto, informó este martes que llevó a un niño de 12 años a una clínica en otra región luego de que dos canales de televisión mostraron el domingo los malestares y afecciones a la piel del menor por haber recogido crudo en una cubeta con tal de recibir el dinero que la empresa ofreció.

Los ciudadanos han convocado al tercer plantón este jueves, ya no frente a la petrolera, sino en el parque central de Miraflores, un distrito de clase media. La noche del martes otro grupo protestó por este mismo motivo afuera del local donde el ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, era condecorado con la Legión de Honor por el presidente François Hollande.

Más información