Selecciona Edición
Iniciar sesión

Bogotá, capital latinoamericana del graffiti

Artistas urbanos nacionales y extranjeros decoran los muros de la ciudad colombiana y convierten su arte en un reclamo turístico

Los artistas urbanos de Bogotá, y los visitantes, llevan décadas empeñados en cambiar el color gris de la ciudad. La lluvia, las nubes de los andes, la contaminación que tapona la respiración y empapela los muros de la capital colombiana son sus enemigos a batir. El graffiti se ha convertido en una forma de entender y proyectar una metrópolis de ocho millones de habitantes que tiene la difícil tarea de asomar la cabeza entre Buenos Aires y México. Y lo ha conseguido gracias a la seriedad y tesón de unos artistas que han encontrado en La Candelaria, el barrio más céntrico y turístico de la ciudad, el lienzo perfecto para conquistar a turistas y bogotanos. No le temen ni al nuevo alcalde conservador Enrique Peñalosa y su nuevo criterio "estético" para decidir qué obras podrán permanecer en las calles de Bogotá.