Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Kate Middleton, periodista por un día

La duquesa de Cambridge escribe en un número especial de 'The Huffington Post' sobre el estigma de las enfermedades mentales en los menores

Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina no dudarían en buscar ayuda para sus dos hijos si padecieran problemas mentales, ha escrito la duquesa en The Huffington Post. Ese martes Kate Middleton se ha convertido en redactora invitada por un día. Firmado bajo el título oficial de “Su alteza real, la duquesa de Cambridge", el artículo pretende concienciar sobre este tipo de enfermedades que todavía acarrean el estigma. Al mismo tiempo, marca el lanzamiento de una nueva serie editorial —Las mentes jóvenes importan— consagrada a promover el bienestar psicológico de los pequeños.

En una redacción improvisada en las instalaciones del palacio de Kensington, la esposa del segundo en la línea de sucesión al trono británico dedicó la jornada a comentar los artículos, blogs y vídeos que ella misma había encargado sobre cuestiones de salud mental y los tabúes que lastran su tratamiento. Catalina lamenta que muchos progenitores "se avergüencen" de admitir que sus hijos necesitan atención psiquiátrica, y asegura que ni ella ni su marido se dejarían llevar por los prejuicios si ese fuera el caso de alguno de sus retoños, Jorge, de 2 años, y Carlota, de nueve meses, porque "ser padres ya es suficientemente duro".

La duquesa de Cambridge habla con uno de los niños en la redacción de 'The Huffington Post'.

"A menudo escucho historias desgarradoras de vidas destruidas, con consecuencias devastadoras para todos los implicados, y sobre todo para los niños", escribe, "pero lo que no me esperaba era ver una y otra vez que los problemas que condujeron a esas personas a la adicción y a tomar una decisión perjudicial parecían surgir de asuntos de la infancia no resueltos", añade en el marco de su campaña sobre cuestiones de salud mental que comenzó al poco de casarse con Guillermo, en abril de 2011. Desde entonces, la duquesa es patrona de un ramillete de organizaciones consagradas al tratamiento de enfermedades mentales y a operar cambios en su percepción social.

Catalina asegura que, lejos de las antaño rigideces de palacio, siempre alentará a sus hijos a hablar sobre sus sentimientos. "No es una desgracia que un niño pequeño luche con sus emociones o sufra una enfermedad mental", subraya la princesa, si bien admite que no es fácil encontrar ayuda, especialmente cuando se trata de familias sin recursos. Su participación en The Huffington Post coincide en el tiempo con una serie de titulares de prensa sobre el deterioro de la atención a los enfermos mentales en la sanidad pública británica (NHS) a causa de los recortes presupuestarios aprobados por el Gobierno del conservador David Cameron.

Middleton se reúne con los directores 'The Huffington Post' en la redacción improvisada en el palacio de Kensington.

La fotogénica duquesa, cuyos cambios de vestuario son seguidos al milímetro por los tabloides nacionales, ha escogido una cuestión de calado (la salud mental de los menores) como bandera de sus comparecencias públicas en solitario, aquellas en las que no ejerce de mera compañera de Guillermo. A pesar del enorme interés mediático que suscita, la pareja real se esfuerza en preservar su vida privada del ojo público y en proteger a Jorge y Carlota del acecho de los paparazis, planteando una queja oficial cuando consideran que los fotógrafos han traspasado la barrera de su intimidad.