Selecciona Edición
Iniciar sesión

Inexplicable censura al rey Juan Carlos

TVE manda al cajón un documental de gran valor histórico emitido esta semana por la televisión francesa

Un documental sobre un rey español, realizado por una productora francesa, dirigido por un cineasta hispano-francés, emitido en la televisión pública francesa y vetado por la española. Esta es la peripecia de la película Yo, Juan Carlos I, rey de España,rodada en 2014, que relata los grandes acontecimientos de los últimos 70 años de la mano del entonces jefe del Estado. El eje central es un testimonio único y de gran valor histórico: una entrevista de más cinco horas, grabada en varias citas poco antes de anunciar su abdicación. France 3 emitió el lunes en horario estelar el documental (visto por 1,7 millones de personas), que inexplicablemente TVE ha decidido meter en un cajón y ocultar a los españoles.

Cinétévé, la productora francesa, había constatado que la última entrevista de Juan Carlos de Borbón en una cadena extranjera se remontaba a 1978. A su vez, el cineasta Miguel Courtois había intentado hacer una película sobre el Monarca poco después de rodar El Lobo. Portaba como acreditación un Goya. Pero no fue hasta hace tres años cuando recibió la llamada: “El Rey está dispuesto a recibirle”· Y entonces echó a andar, de la mano de la escritora Laurence Debray, una película autobiográfica en la que el Rey repasa su vida familiar y los pasajes clave de 39 años de reinado.

De su llegada a España, con 10, recuerda que se vio rodeado de “señores mayores”, que estaba asustado y hablaba español con acento francés muy fuerte. Comenta su primera entrevista con Franco y cómo se distrajo con un ratón que correteaba por su despacho y que el general no hablaba mucho. “Conmigo, sí. Se reía y comentábamos cosas. Con el resto de la gente era muy hermético”. Con emoción, habla de su hermano, fallecido al manipular un arma, de su padre y de su hijo, el rey Felipe VI. Evoca la firma de la Constitución, la grabación del mensaje televisado del 23-F y cuando Santiago Carrillo le apodó El Breve. Y confiesa que ha tenido 800 “peores momentos” en su vida: cada uno de los atentados terroristas.

¿Por qué TVE ha bloqueado la emisión de este documental? ¿Quién se hace responsable de la censura al rey emérito? El trabajo empezó con buen pie. TVE cedía las imágenes de archivo y pasaba a ser coproductora con la idea de emitirlo el pasado verano, coincidiendo con el primer aniversario de la abdicación de Juan Carlos I. Pero en el camino, la obra sufrió las zancadillas del actual equipo directivo, descontento porque en la película se incluyeron testimonios de dos políticos socialistas (Alfonso Guerra y Alfredo Pérez Rubalcaba) y sin embargo no aparecía ninguno del PP. Alguna voz en Prado del Rey sugirió que sería bueno que apareciera Mariano Rajoy, aunque también se barajó el nombre de Miguel Herrero de Miñón. Finalmente, ni uno ni otro.

Para justificar la no emisión, la televisión pública dice que el trabajo no es actual porque habla de un rey que ya no es. Siendo así, ¿cómo explicaría el reciente pase de una serie sobre Carlos V?