Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cinco razones por las que echaremos de menos a Cindy Crawford

Consternados estamos ante el abandono de la top que definió la moda de los noventa. Siempre nos quedarán estos vídeos de consuelo

Inteligente, sexy y salvaje. Forever Cindy Crawford. VÍDEO: ATLAS

Cindy Crawford (Illinois, 1966), una de las mujeres que ha puesto la lívido de medio planeta por las nubes, ha anunciado este pasado lunes en la revista de la compañía aérea United Airlines –Rhapsody– que se retira de la moda. Y lo hace solo unas semanas antes de celebrar su 50 cumpleaños el próximo 20 de febrero. Consciente de la tiranía de la industria –que cada temporada renueva su firmeza con rostros que no lucen ni arrugas ni líneas de expresión– la top ha decidido no trabajar más como modelo aunque si contempla la posibilidad de que alguien le fotografíe desde la perspectiva del personaje que fue.

Además de desfilar y protagonizar numerosas portadas la Crawford desarrolló parte de su carrera profesional en la televisión. A continuación destacamos algunos de los momentos más memorables de la top en la pequeña pantalla.

1. Fue una de las top models que aparecía en el video de Freedom! '90, de George Michael.

La canción fue uno de los hits de 1984 porque además de tener estribillo, el tema tenía intención. Junto a la Crawford –que aparece contoneándose desnuda en una bañera blanca de forma sensual y estratégica– lo protagonizaban: Naomi Campbell, Linda Evangelista, Christy Turlington y Tatjana Patitz.

 2. Superó su mediático y destructivo divorcio con Richard Gere

Cindy y el actor Richard Gere se casaron en 1991 para divorciarse tan solo cuatro años después. Ella tenía 22 años y él 37. La top, que recientemente ha publicado sus memorias, ha confesado que superar aquella situación –de la que dice le "destruyó"– le ha hecho ser mucho más fuerte. En 1998 volvió a casarse con Rande Gerber con el que lleva 18 años de unión y ha tenido dos hijos.

3. Demostró que uno de los looks que nunca fallan se contruye a base de vaqueros y camiseta

Este anuncio se estrenó durante la Super Bowl de 1992. En él se puede ver a Cindy llegando a un pueblo aparentemente remoto, y caluroso como el infierno, en un deportivo rojo. Sedienta, decide aparcar al lado de (¡oh!) una máquina de bebidas frías y bajarse del coche para sacar una lata de la máquina y calmar su sed. El gesto, que no va más allá de beberse de un trago la bebida, pone como una moto a dos niños del propio pueblo a los que se les alegra la tarde casi por arte de magia. La banda sonora del spot es Just One Look, de Doris Troy.

4. Fue la presentadora de un programa de moda en un canal de música

La modelo conducía el espacio House of style [La casa del estilo] en MTV. En el programa, Crawford entrevistaba a personajes relevantes del mundo de la moda y del espectáculo –de Jean Paul Gaultier a Dennis Rodman– de una manera muy profesional. Se aprendía las entradillas que daba gusto escucharla y su mirada ante la camara tenía la cantidad perfecta de seducción y seriedad.

5. Consiguió que hacer deporte en casa fuera motivador

Tal y como hizo Jane Fonda, Cindy protagonizó cintas (también hay versión en DVD) en las que enseñaba ejercicios para ponerse en forma. Los beneficios de practicar deporte en casa son principalmente dos: el primero es no hacer el ridículo delante de toda esa gente que coordina perfectamente las manos y los pies en deportes como Zumba; y dos, aprender a hablar y a respirar a la vez para poder socializar mientras se corre en la cinta o se pedalea en la bicicleta estática. Pero, desde luego, lo que hay que hacer mientras se practican los ejercicios que promociona Cindy es escuchar Physical, de Olivia Newton-John.

 

Uno de los tótems de la moda

Cindy Crawford fue todo un icono en la década de los noventa por formar parte de la primera generación de súper modelos a quienes diseñadores, prensa y público adoraban. El grupo de magníficas del que formaba parte Crawford y que encabezó Linda Evangelista gracias a la frase “no me levanto de la cama por menos de 10.000 dólares” también estaba formado por Claudia Schiffer, Christy Turlington, Helena Christensen, Karen Mulder, Tatiana Patitz o Naomi Campbell entre otras.

La top de Illinois –que recientemente publicó su autobiografía, Becoming, en forma de álbum fotográfico via Rizzoli– no solo deja en la moda el legado de una estética y de un estatus para las modelos que buscan que se tenga en cuenta su cerebro además de su cuerpo sino que gracias a su hija Kaia Gerber, de 14 años, que ya ha comenzado a hacer sus pinitos en el mundo de la moda de la mano de Versace, Teen Vogue o en la publicación de Carine Roitfeld CR Book.