Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de miles de sirios sitiados se alimentan de malas hierbas

La ONU estima que más de 400.000 sirios no acceden a la ayuda humanitaria

Imagen de una niña siria desnutrida.

La ONU cifra en 400.000 el número de sirios que están sitiados y completamente privados de la ayuda humanitaria del organismo. Esta cifra está compuesta por 200.000 personas en la ciudad de Deir Ezzor, sitiada por el grupo terrorista Estado Islámico. Otras 181.000 están atrapadas por el gobierno de Bachar el Asad en varios puntos de la región de Rif Dimashq. Otras 12.500 restantes sufren el asedio de fuerzas de la oposición armadas como el Frente al Nusra (asociado a Al Qaeda) en Kefraya y Fuaa, al norte del país. Estas cifras han sido publicadas por un informe de las Naciones Unidas que refleja las condiciones alimentarias de los sirios sitiados: "Es inaceptable que decenas de miles de personas sobrevivan alimentándose de malas hierbas en las zonas sitiadas", sentencia el informe de la ONU.

Este documento, el último sobre Siria que ha sido publicado en diciembre por el Consejo de Seguridad de la ONU, habla sobre las restricciones parciales y totales que sufren determinadas áreas. El documento hace referencia a las graves restricciones en la libertad de movimiento que sufren cientos de miles de sirios y la imposibilidad de acceder a materias primas, que han sufrido altas subidas de precio por la irregularidad de las vías de abastecimiento.

Los 400.000 sitiados sin acceso a ayuda forman parte de un grupo de 4,5 millones de sirios que la ONU considera de "difícil acceso" y a los que en su mayoría tampoco llega. El organismo explica que en el trimestre que va de septiembre a noviembre ha alcanzado mensualmente solo 47 de las 147 localizaciones que consideran difíciles de alcanzar. El informe afirma que entre este colectivo de 4,5 millones de personas ha habido reparto de alimentos para 240.000 sirios, productos sanitarios para 373.000, 140.000 personas han recibido agua y además paquetes de supervivencia para otros 30.000. 

De las 147 localizaciones consideradas de "difícil acceso", la ONU no ha conseguido llegar a 55 de ellas en ningún momento durante ese período de tres meses. Otros 60 puntos solo fueron alcanzados una vez, 18 dos veces y 14 de ellos solo en tres ocasiones. Comparado con los dos primeros trimestres del año, el Consejo de Seguridad de la ONU considera que "no ha habido un aumento tangible" en el número de puntos de difícil acceso a los que el organismo ha conseguido llegar.

Más información