suscríbete

Otra música para Navidad es posible

El programa Oh! My LOL SON Estrella Galicia despidió esta temporada con una fiesta con Xoel López y amigos como Ricardo Vicente y Carmen Boza tocando canciones navideñas de formas diferente

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
Otra música para Navidad es posible

Por si todavía no te habías dado cuentas con las colas en las tiendas, los árboles con bolas doradas, las luces y los papá noeles, estamos en Navidad. Y eso supone, irremediablemente, un buen número de villancicos y canciones pegajosas. Sí, esas que ya sabes. Pero no toda la música navideña tiene por qué ser así y, por eso, en el programa de la cadena SER Oh! My LOL SON Estrella Galicia despidieron hace unos días su primera temporada con una fiesta en la que Xoel López reunió a una banda de amigos para reinterpretar canciones navideñas (unas tradicionales y otras no tanto). Mira a continuación como con la ayudad de Martí Perarnau, Ricardo Vicente y Carmen Boza la banda transforma algunas canciones pensadas para la Navidad.

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
  • Enviar
  • Guardar

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

¿Reconocerías hoy en día a los protagonistas de 'Verano Azul'?

La serie de televisión cumple 35 años desde su primera emisión y aún nos sigue marcando como el primer día

'Feis tu feis', la respuesta 'chanante' a Bertín Osborne

Joaquín Reyes estrenó ayer su propio programa de entrevistas en Cuatro con Pablo Iglesias como primer invitado. ¿Su peculiaridad? Las preguntas se las hace el famoso a su doble interpretado por el humorista

Cómo practicar el buen 'terrazing' en diez pasos

Con el buen tiempo a nadie le apetece irse a casa después de trabajar. El 'afterwork' se traslada de la barra a la terraza

Por qué 'Trainspotting' nos sigue volando la cabeza 20 años después

Repasamos doce razones por las que la obra de Danny Boyle sigue siendo la película clave de los 90