Nunca es tarde para estudiar

Una centenaria que termina la enseñanza primaria es una de esas noticias que se deben celebrar

MARCOS BALFAGÓN

Es la protagonista de una de esas historias que jamás abren los telediarios ni tienen honores de primera página, pero merece la atención que raramente se presta a las noticias positivas. Sí: positivas. Manuelita Hernández Velásquez acaba de terminar los estudios primarios al tiempo que celebra su 100º cumpleaños, esa es la noticia. Ha sucedido en el Estado de Oaxaca, uno de los que sufren mayores problemas de baja escolaridad en México. Por eso su enjuta figura y la firmeza con que toma el certificado de escolaridad, durante el acto de entrega, representa todo un gesto de dignidad y de superación.

Nació el 17 de junio de 1913 en la ciudad de Tuxtepec. De niña llegó a entrar en una escuela por mediación de un familiar, pero tuvo que dejarlo porque precisaban de ella para lavar y planchar, como en tantos hogares pobres de un siglo atrás. La centenaria no solo demuestra que nunca es tarde para estudiar, sino una gran claridad de análisis sobre lo que cabe esperar de la educación: “La mejor carrera es el estudio”, señaló al preguntarle por su recomendación para las nuevas generaciones.

A lo largo de las cuatro últimas décadas, México ha reducido de manera importante el porcentaje de analfabetos. Pese a ello, todavía 8 de cada 100 mujeres mexicanas mayores de 15 años no sabe leer ni escribir, como 6 de cada 100 varones, según el censo de 2010. Casi una décima parte de las personas atendidas por el Instituto Estatal para Educación de Adultos (IEEA) tienen más de 65 años, y de ellos, el 75% son mujeres.

Es una historia mucho menos sensacional y dramática que las constantes muertes de menores mexicanos en las guerras contra el crimen. Menos llamativa, también, que las protestas de los maestros contra la reforma educativa y laboral del Gobierno, que intenta reducir la fuerza sindical en el control de la enseñanza. Todos esos grandes asuntos, todas esas grandes palabras, enmudecen por un día a favor de una persona mayor, anciana o de la tercera edad, que no ha perdido las ganas de vivir. Da gusto hablar de una mujer de 100 años que sigue creyendo en la educación como palanca para el progreso.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana