EDITORIAL

Obama en México

Mejorar una estrategia común en la lucha contra el narcotráfico beneficiará las relaciones entre ambos países

Puede que llegar a establecer una “relación entre iguales” como reclamó Barack Obama el viernes en México lleve su tiempo. Sin embargo, el ritmo de crecimiento económico y la estabilidad política del país azteca indican que las relaciones entre Estados Unidos y su vecino del sur están más cerca de esa igualdad que nunca. Los intensos intercambios comerciales bajo el paraguas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y compartir 3.000 kilómetros de frontera son realidades de las que esperar un mayor flujo de encuentros al más alto nivel. El presidente Obama se ha tomado demasiado tiempo, sin embargo, para esta su primera visita a México desde que Enrique Peña Nieto tomó posesión el 1 de diciembre.

Todo indica que, pese a los buenos propósitos, los recelos mutuos y las dificultades fronterizas relacionadas con la inmigración ilegal y el tráfico de drogas y armas siguen ensombreciendo las relaciones bilaterales entre EE UU y un país de crecientes expectativas económicas. Pero la oportunidad de reforzar el bloque económico y político norteamericano es un factor arrollador.

México dispone de un buen aliado. Obama ha lanzado una reforma migratoria que debería regularizar a 11 millones de emigrantes, casi la mitad mexicanos. Su presión, poco recompensada todavía, para reforzar los controles sobre las armas de fuego será beneficiosa también al otro lado de Río Grande. Peña Nieto, por su parte, lidera una interesante agenda de reformas económicas y representa a un país emergente con grandes posibilidades de complementar el crecimiento del norte en beneficio mutuo.

Mejorar una estrategia común en la lucha contra el narcotráfico beneficiará las relaciones entre ambos países y la seguridad y el bienestar de millones de personas. Todo ello depende, en buena medida, de la sintonía que ambos mandatarios sean capaces de establecer.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana