EL ACENTO

Lima lo hizo

La alcaldesa peruana Susana Villarán, una política honrada que gasta con celo el dinero público, se enfrenta a las mafias del transporte, lo que puede acabar con su carrera

MARCOS BALFAGÓN

Resulta chocante que la honestidad de un político sea hoy en día noticia y que entre sus valores se distinga el de no tener la manía de bautizar con el nombre propio las obras sufragadas por todos. Son dos de los rasgos que mejor definen a la actual alcaldesa de la capital peruana, Lima, una ciudad de 8,5 millones de habitantes que se ha dejado conquistar, como tantas otras urbes de América Latina, por el coraje y el buen hacer una mujer dedicada a la política. Su nombre: Susana Villarán.

La prensa extranjera ha puesto en ella su foco y no porque sea la primera mujer en acceder a la alcaldía de la ciudad de manera democrática. Lo ha puesto porque su lucha por ordenar el transporte público —tarea pendiente desde hace décadas— y, de paso, combatir la corrupción, puede costarle el cargo. Una coalición política liderada por un abogado que, según algunos, trabaja para el anterior alcalde, está recolectando firmas contra Susana Villarán. Ha logrado más de un millón y, a pesar de que su popularidad sigue en alza, ya se ha fijado el mes de marzo próximo para realizar un referéndum revocatorio.

La ley peruana permite convocar este tipo de consultas. Su origen está en la lucha contra los políticos corruptos que se perpetúan en los cargos, pero paradójicamente puede servir ahora para descabalgar de la alcaldía a esta política que se culpa a sí misma de no haber sido capaz de vender sus éxitos porque da prioridad a la austeridad. Villarán tiene por costumbre gastar el dinero público con celo y mesura. De ahí que apenas haya invertido en publicidad y que lo construido no lleve su nombre, sino el lema de “Lima lo hizo”. ¿Por qué? Porque, dice la regidora, las obras públicas las paga el contribuyente.

El 17 de marzo se sabrá si la apuesta de Susana Villarán es acertada o sus opositores ganarán la partida. Cualquiera de los resultados vendrá a demostrar, en cualquier caso, la calidad democrática de Perú —en otras ciudades del subcontinente tanta valentía se ha pagado muy cara— y el valor de algunos políticos que, como ella, son capaces de acometer los planes que nadie se atrevió a iniciar sin colgarse más medallas que las que le tocan.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Bolshoi pone en pie a Montecarlo

El estreno de ‘La fierecilla domada’ de Maillot deslumbra por su vigor

La literatura sigue viva en la radio

Cadena SER estrenará en Navidad una versión de la obra ‘Nuestra ciudad’

La influencia del IPC en las pensiones

Subidas de las pensiones, compensaciones y variación del poder adquisitivo entre 2004 y 2013

La delgada línea entre identidad y racismo que inquieta a Alemania

El grupo Pegida reúne a radicales y a ciudadanos que ven sus valores amenazados

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Quién tendrá la razón, Obama o Castro?

El presidente de EE UU cree que la apertura internacional facilitará un cambio democrático en la isla. El líder cubano quiere afianzar un socialismo económico “próspero y sostenible”, pero no habla de apertura política

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

Los jeques, en pie de guerra

Arabia Saudí deja el precio del barril de petróleo en manos del mercado

La cigarra española y la hormiguita vasca

La sobrefinanciación explica el progreso de Euskadi mejor que la borrosa “identidad”

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana