EDITORIAL

Mal precedente

La decisión de un tribunal de EE UU sobre el pago de la deuda argentina puede generar problemas a países en dificultades

El juez Thomas Griesa de la Corte Federal de Nueva York ha puesto a Argentina en un brete y sentado un precedente que puede resultar preocupante para otros países que reestructuren su deuda. Argentina negoció entre 2001 y 2010 varias quitas, de hasta el 65%, con un 93% de sus acreedores. No buscó el acuerdo con el 7% restante de acreedores, entre ellos dos fondos —en su día acogidos como inversores y posteriormente calificados de “fondos buitre” por los Kirchner—, que han buscado en los tribunales que se les pague lo que se les debe, Y lo han hecho ante la justicia de EE UU porque así lo aceptó el Gobierno de Buenos Aires cuando negoció las quitas.

El juez ha decretado que Argentina debe depositar antes del 15 de diciembre en una cuenta especial los más de 1.000 millones de euros que reclaman estos fondos, y pagarles antes que a los demás. No es “mandar la Quinta Flota”, como ha dicho el titular de Economía Hernan Lorenzino, pero el fallo podría encarecer la financiación de las exportaciones y dañar a los inversores, con el riesgo de llevar al país a una suspensión de pagos técnica.

Argentina tiene tres salidas: la que va a seguir, de recurso ante el Tribunal de Apelación, y si no le da la razón, llegar hasta el Supremo de EE UU; acatar la sentencia, lo que rechaza de plano; o llegar a un acuerdo extrajudicial con estos fondos. Dada la mencionada precariedad de la financiación exterior y la necesidad de despejar dudas sobre la fiabilidad de su Estado, quizás acabe teniendo que optar, a regañadientes, por esta última solución.

En todo caso, no es solo la suerte de Argentina la que está en juego. El caso ha disparado las alarmas de los países que han renegociado o piensan renegociar sus deudas, como Grecia. Si la justicia hace pasar por delante a los que rechazan un acuerdo sobre los que aceptan las quitas, las estrategias del FMI y del Banco Mundial se pueden venir abajo.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

La respuesta moral ante el cambio climático

Luchar contra el calentamiento global es también una cuestión de justicia

Derecho y democracia

Ni siquiera la Constitución puede convertirse en freno a una voluntad social que reclama cambios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana