CARTAS AL DIRECTOR

Puntualización sobre Gilad Shalit

Boston, Massachusetts, Estados Unidos 27 SEP 2012 - 00:03 CET

El subtítulo al artículo de la sección de Deportes del 26 de septiembre respecto a la posible asistencia de Gilad Shalit como invitado a un partido del Barça habla de una “Polémica por la supuesta invitación del Barça a un militar israelí involucrado en la matanza de Gaza para que asista en el Camp Nou al clásico del 7 de octubre contra el Madrid”. Esta frase contiene varias incorrecciones.

En primer lugar, Gilad Shalit no es un militar israelí “involucrado” en matanza alguna, sino un joven que, mientras realizaba su servicio militar obligatorio, fue secuestrado por el grupo Hamás, considerado un grupo terrorista por la UE, el Departamento de Estado de EE UU y otros países occidentales. Por ello, Shalit no participó en confrontación bélica alguna, ya que se encontraba escondido en contra de su voluntad mientras le eran denegados todos los derechos recogidos bajo la Tercera Convención de Ginebra para soldados capturados.

En segundo lugar, el empleo del término la “masacre de Gaza”, no puede ser más tendencioso, ya que reduce un enfrentamiento entre un país y una entidad atacante a una consigna propagandística y convierte al medio en portavoz de una de las partes.— Masha Gabriel. Directora de ReVista de Medio Oriente.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Esto es lo que WhatsApp le hace a tu espalda

Un estudio concluye que al chatear con el móvil podemos llegar a ejercer sobre las cervicales una fuerza de 27 kilos

Carlos Alexandre, el superjuez supersilencioso

Entre sus casos, un ex primer ministro, varios ministros y jefe de Espírito Santo

Elche y Córdoba, empate amargo

EFE

Ambos equipos necesitaban una victoria para escapar de la zona de descenso, con lo que el resultado no dejó satisfecho a ninguno de los dos

Tres vidas arrolladas en el arcén

El municipio de Fuensalida despide a Nerea, Ana y Michelle en un multitudinario funeral

IMPRESCINDIBLES

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana