CARTAS AL DIRECTOR

En recuerdo del profesor Peces-Barba

El fallecimiento de Gregorio Peces-Barba supone la desaparición de uno de los padres de la Constitución y de una figura relevante de la Transición. De forma prácticamente unánime se ha reconocido que, desde sus posiciones políticas, fue un protagonista convencido del consenso constitucional, un defensor de la tolerancia y un referente ético de la política, a la que dio siempre altura intelectual. Estas ideas fueron también el eje de su actuación como presidente del Congreso de los Diputados.

Peces-Barba fue asimismo un jurista comprometido con la justicia, con la democracia y con los derechos humanos y, especialmente, un gran profesor universitario. Tuve la suerte de ser alumno en su curso de Doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense (1977-1978) y desde entonces pude apreciar su rigor intelectual, su generosidad y su sentido de la amistad.

Gracias a su iniciativa publiqué al finalizar aquel curso mi primer artículo en la revista de la facultad. Algún tiempo después, siendo ya presidente del Congreso, formó parte del tribunal que juzgó mi tesis doctoral y defendió la conveniencia de publicarla, para lo que puso todo su interés y decisión; gracias a él pudo ver la luz el libro. Compartimos docencia en el mismo grupo de la facultad— mientras desempeñaba la presidencia del Congreso de los Diputados acudía puntual y desinteresadamente a impartir sus clases, que nunca dejó a pesar de su actividad política— y en el Instituto de Derechos Humanos que él dirigía en la Facultad de Derecho de la Complutense. Durante todo ese tiempo tuve su amistad, sus consejos y su ayuda. Y tendré siempre el recuerdo de sus libros que tenía la deferencia de regalarme, con dedicatoria siempre amable. Más tarde fue el artífice de la Universidad Carlos III, una de las referencias de la Universidad española, de la que fue rector hasta su jubilación.

España ha perdido, en definitiva, un gran político, un experto jurista, un investigador excelente y un profesor universitario ejemplar. Algunos hemos perdido, además, un maestro y un amigo. Gracias por todo y hasta siempre, profesor.— José Antonio Alonso de Antonio. Profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

PIEDRA DE TOQUE

Salir de la barbarie

Perú tiene la oportunidad de superar la homofobia aprobando el proyecto de Ley de Unión Civil del congresista Carlos Bruce. En contra está el oscurantismo agresivo de la jerarquía eclesiástica

LA CUARTA PÁGINA

Dieta mediterránea para el sueño europeo

Quizá la idea que los románticos del Norte proyectaron sobre el Sur como los jardines “en los que florecen los limones” (Goethe) sirva hoy para fortalecer los lazos entre las naciones de la Unión: la alegría de vivir

LA CUARTA PÁGINA

El centinela de Europa se repliega

El Tribunal Constitucional alemán, ajeno al orden institucional de la UE, se arrogó la vigilancia de la integración europea. Sus últimas sentencias demuestran que ha tomado conciencia de sus limitaciones

La tolerancia es el vino de los pueblos

Un hijo nunca quiere tanto como un padre; toma una vida entera llegar a esta verdad

Sábado Santo Rojo

Legalizar el PC fue la jugada maestra de Suárez que franqueó el paso a la Transición

El español, ¿conquista el mundo?

Tenemos que competir por la reputación exterior de nuestra lengua

La historia contraataca

Con su desafío Putin pretende revertir el desmembramiento de la Unión Soviética

El Estado con derecho de Xi Jinping

Los nuevos dirigentes chinos evolucionan hacia una gobernanza basada en las leyes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana