EDITORIAL

Un rescate rápido

El Gobierno debe concretar con celeridad las condiciones de la ayuda europea a la banca

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha propuesto en la cumbre del G-20 que los capitales aportados por Europa a través del Fondo de Rescate o Mecanismo de Estabilidad para las recapitalizaciones bancarias no computen como deuda y, por tanto, no perjudiquen la solvencia del que los recibe. En el caso español, se trataría de desvincular la crisis bancaria de la crisis de la deuda, permitiendo que el Mecanismo de Estabilidad inyecte directamente el capital en los bancos afectados, sin que el Tesoro se vea afectado por las consecuencias de una carga financiera pública mayor. Es razonable, porque evitaría el encarecimiento de los costes financieros producidos por el aumento de la prima de riesgo asociado al aumento de la deuda; y tiene además el respaldo de políticos y funcionarios europeos, como el presidente francés, Francois Hollande, o el comisario Joaquín Almunia. La desvinculación entre riesgo bancario y riesgo soberano sería eficaz para aliviar la presión de los mercados. La propuesta, sin embargo, se enfrenta a enormes dificultades legales y políticas.

Las normas comunitarias impiden hoy la inyección directa de capital a los bancos desde el Fondo de Rescate. Solo la voluntad política de todos los países de la Unión permitiría incluir en los estatutos del Mecanismo de Estabilidad la inyección directa de capital. Pero no está claro que esa voluntad política exista; y consensuarla puede necesitar un tiempo del que la banca española no dispone. Porque, como le ha reclamado el G-20 al presidente español, el Gobierno debe poner en marcha rápidamente un rescate claro y contundente de la banca. La crisis bancaria española compromete la estabilidad de la Eurozona y, a su vez, la debilidad europea pone en riesgo la economía global.

En estas circunstancias, aunque la desvinculación del riesgo bancario y el riesgo soberano sea la solución óptima para España y para cualquier rescate bancario, cabe preguntarse si la opción política más sensata es aceptar una negociación con Bruselas que prolongue los plazos de devolución del capital aportado por Europa y reduzca el coste financiero de la intervención. Porque la propuesta pública de Rajoy en el G-20 tendría sentido si previamente se hubiera negociado con Alemania y Bruselas; pero ese no parece ser el caso, como se deduce de las declaraciones de la canciller y las advertencias de los funcionarios europeos sobre la legalidad vigente.

En conclusión, el Gobierno debería confirmar rápidamente la petición de rescate, una vez que se conozcan los cálculos de recapitalización de Roland Berger y Oliver Wyman, y abrir una negociación para detallar por cuánto dinero apelará, cuál será el plazo de devolución, el tipo de interés y la prelación de la nueva deuda sobre los activos españoles que adquieran los compradores privados. El G-20 ha respaldado el rescate bancario español y apoya las políticas de crecimiento. No son malas noticias para el Gobierno.

Otras noticias

El Gordo

13437

2º Premio

92845

3º Premio

07637

4º Premio

  • 07617
  • 67009

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • 67924
  • 52028

Comprueba tu número

Buscador y PDF con la lista oficial.

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Miles de alemanes se manifiestan contra la islamización de Occidente

EFE

Pegida repite éxito en su convocatoria semanal, con el país cada vez más dividido

Cientos de mujeres y niñas yazidíes, violadas por los yihadistas

Amnistía Internacional denuncia las violaciones y la esclavitud sexual de cientos de mujeres y niñas yazidíes a manos del Estado Islámico

El Consejo de Seguridad debate llevar a Pyongyang ante La Haya

El órgano de seguridad de Naciones Unidas aborda por primera vez las violaciones de derechos humanos por el régimen de Pyongyang

Los sindicatos de policía dan una tregua al alcalde de Nueva York

Bill de Blasio pidió que se aparcaran las protestas hasta los funerales de los agentes asesinados

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

A la búsqueda de un nuevo enemigo

Pese a las ayudas soviéticas y el petróleo venezolano, el castrismo no supo construir un socialismo próspero y sostenible. Tapó su fracaso con la retórica de la guerra contra EEUU. Ahora tendrá que inventar otro rival

LA CUARTA PÁGINA

La imparcialidad inglesa

Vivimos en las antípodas de lo ecuánime. La falta de respeto por el otro lo contamina todo; por ejemplo, el proceso independentista. El dogmatismo desemboca en la arbitrariedad y la chabacanería política

LA CUARTA PÁGINA

De Waterloo al Kurdistán

El avance de las comunicaciones permite conocer casi en tiempo real el desarrollo de los conflictos, pero a la vez hace al público más manipulable ante la apabullante avalancha de informaciones que recibe

Descienda la Europa eficiente

Necesitamos que aterrice en España el modelo de consenso y eficacia de la UE

Algo peor que el derecho penal

La Administración se erige en juez y parte del uso de los derechos y libertades

¿Fin de los delirios?

La historia es lenta, pero no tiene vuelta atrás: algo ya ha cambiado en Cuba

Lo que me pareció que se decían Barack Obama y Raúl Castro

Los líderes de EE UU y Cuba han hecho lo más difícil: aclarar medio siglo de historia

El riesgo de hacer demasiado poco

Hace tiempo que debería haber una política presupuestaria y fiscal común

Los cambios que vienen de Cuba

El petróleo de Texas y los saudíes ha hecho lo impensable: abrir el cerrojo castrista

Un Nobel en prisión

Hace cinco años, el activista Liu Xiaobo fue encarcelado por defender la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana