EDITORIAL

Y ahora, la Universidad

El talón de Aquiles de la subida de las tasas es que llega tras el recorte de las becas

Frente a la necesidad de acometer recortes presupuestarios, siempre es menos doloroso para el sistema elevar la aportación de los ciudadanos. "Pido un pequeño esfuerzo, unos pequeños euros al mes. No hay dinero para pagar los servicios públicos", dijo ayer Rajoy. Se acoge a este principio la última medida de ajuste anunciada ayer por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, de elevar el precio de las matrículas universitarias. Aliviar las arcas públicas sin tomar medidas que menoscaben la ya deficiente calidad de la universidad española no es la peor de las noticias. Sin embargo, el Gobierno vuelve a hacer gala de precipitación, falta de rigor y una cierta ausencia de sensibilidad social.

Las tasas universitarias españolas son reducidas si se comparan con las de los países europeos de nuestro entorno, si bien también en España los salarios están por debajo. No obstante, es indudable que ahí hay un margen para hacer economías, especialmente adecuadas en el caso de los repetidores que consumen tan alegremente tanto recurso público. Lo más injusto de esta medida es que llega tras unos presupuestos restrictivos en los que las becas ya se han recortado en un 11%, lo que puede dejar a muchos alumnos de escasos recursos fuera de la educación superior.

Una vez más, un miembro de este Gobierno presenta un ajuste importante en un servicio tan esencial como la educación sin el correspondiente informe y su memoria económica. Una subida de tasas universitarias puso en pie de guerra a los estudiantes británicos hasta el punto de obligar a David Cameron a ralentizar el proceso. Aquí, José Ignacio Wert asume el riesgo de soliviantar a la universidad a cambio de unos beneficios no cuantificados; máxime cuando algunas comunidades autónomas ya han anunciado que no aplicarán estas alzas.

El Gobierno ha tocado lo que declaró intocable: educación y sanidad. Wert se ha comprometido a reducir el déficit del sistema educativo en 3.000 millones y para ello pretende reducir profesorado en primaria y secundaria asegurando que ello no irá en detrimento de la calidad. Y ahora sube el precio de las matrículas universitarias afirmando que el hecho de que ahora se financie el 85% del coste de la plaza es como dotar al alumnado de una beca. Declaraciones poco afortunadas para tiempos tan difíciles.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUERTA PÁGINA

Gran Bretaña federal, Europa confederal

Lo que hace falta ahora es un Reino Federal de Gran Bretaña que tenga muy en cuenta qué papel quiere desempeñar en la UE. Un pacto constitucional serio debe incluir una reforma de la Cámara de los Lores

Tres hurras por Escocia

El sentido común con el que han votado los escoceses por permanecer en Reino Unido debería servir para contrarrestar esa movilización irracional que quiere desandar la historia

LA CUARTA PÁGINA

Un imán debajo de la mesa

Las fuerzas movilizadas en Escocia y otros nacionalismos en el mundo no se explican solo por intereses económicos y pragmáticos. Hay que contar también con el viento de las humillaciones y las injusticias

la cuarta página

Consulta 9-N: suspensión sin suspense

Mas puede convocar legalmente la votación pretendida al amparo de la ley catalana de consultas, pero solo por unos días o unas horas. Un recurso del Gobierno al Constitucional la paralizaría automáticamente

la cuarta página

¿Internacionalización del ‘procés’?

El soberanismo catalán defiende que, pese al bloqueo del Estado, la mediación exterior podría ayudar al éxito de su reivindicación. Un análisis no voluntarista lleva a concluir que tal intervención es impensable

Política para un nuevo pacto

Una reforma pactada de la Constitución resolvería el encaje de Cataluña en España

Reaparece el antisemitismo

Cuesta entender que 200.000 muertos en Siria pesen menos que 2.000 palestinos

El ardiente mensaje de Robert Burns

El poeta que da voz al independentismo de Escocia invita a “una copa de hermandad”

Las opacidades de la transparencia

La obsesión por la visibilidad refuerza la espectacularización de la política

La apuesta por la ciencia

El mecenazgo es básico para apoyar a investigadores e instituciones

Incompleta, injusta, ineficaz

El debate sobre la reforma fiscal permite contrastar distintos modelos de sociedad

Respondemos a las preguntas de la gente

Google no es 'la puerta de entrada a Internet' ni actúa para dañar a la competencia

Claves para renovar la OEA

La organización necesita un mandato que la permita actuar con unidad y espíritu de diálogo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana