Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | CÓRDOBA

Un empate que es derrota

PP y PSOE consiguen tres parlamentarios cada uno

El PSOE ha perdido por segunda vez las elecciones generales en Córdoba desde 1977. No ocurría desde 2000, cuando José María Aznar logró su mayoría absoluta. El PP ha vuelto a superar en votos a los socialistas. Pero la diferencia con respecto a aquella derrota dulce es ahora mayor. De las cuatro décimas de ventaja en el porcentaje de votos de aquel año, se han pasado a casi nueve puntos, una brecha nunca alcanzada en las elecciones al Congreso de los Diputados. Eso sí, traducido en escaños, la pérdida es más digerible para el PSOE por el empate a tres diputados con el PP.

Continúa así la tendencia que arrancó en los pasados comicios locales, en los que el PP no solo arrasó en la capital, sino que logró algo tan insólito que no estaba en sus planes: ser el principal partido de la provincia y gobernar la Diputación. La caída socialista no la ha parado ni la presencia, como cabeza de cartel, de Rosa Aguilar. Pero sí puede haberla amortiguado. Porque es cierto que la ministra de Medio Ambiente, no es especialmente querida entre los militantes de la capital, quienes recuerdan su periodo de 10 años como alcaldesa de IU en Córdoba. En la provincia, Aguilar goza de más predicamento y su papel en Agricultura la ha hecho visible en áreas rurales. Y gracias a la provincia, no tuvo problemas en que las bases votasen su candidatura, dejando atrás una agria disputa que la enfrentó con la exministra Carmen Calvo, quien renunció a estar en la misma candidatura que Aguilar.

En 2008 el reparto de escaños en el Congreso fue de cuatro para los socialistas y dos para el PP. En Córdoba, el PSOE jamás ha bajado de los tres escaños y ha llegado a alcanzar los cinco congresistas. En comparación con los resultados del resto de Andalucía y España, parece que en Córdoba los socialistas han aguantado la avalancha del PP. Pero en el porcentaje de voto es palpable el empuje de los populares. Si en 2008 alcanzó el 37,61% de las papeletas, ayer logró superar el 44%. El PSOE, por el contrario, se quedó ayer lejos del 50,85% logrado hace tres años, bajando del 36%.

En el Senado, los resultados fueron aun peores para los socialistas cordobeses. En la Cámara Alta, perdieron dos senadores, pasando de tres representantes a uno. Con el 47% del escrutinio, el PP había pasado de un senador en 2008 a conseguir tres.