Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La autopsia apunta a que los jóvenes del estramonio murieron por golpe de calor

El detenido por suministrar la droga queda libre tras pagar los 2.000 euros de fianza.- El Cabe, de 23 años, deberá presentarse en el juzgado cada lunes.- Sale del coma el ingresado en Badajoz por intoxicación de estramonio

El avance de la autopsia practicada a los cadáveres de los dos chicos que murieron tras pasar la noche en una fiesta clandestina de tecno o rave en la localidad madrileña de Getafe descarta que la causa del fallecimiento fuera el consumo de estramonio y apunta a un fuerte golpe de calor. Antes de su muerte, los jóvenes estuvieron deambulando durante más de 10 horas en el campo a más de 40 grados. Según fuentes médicas, una de las consecuencias de la ingestión de esta droga es la hipertermia. Sus consumidores sienten un gran calor y sofoco, por lo que necesitan refrescarse y beber agua constantemente. Ambos cadáveres fueron encontrados casi desnudos cerca de un afluente del Manzanares.

El juez encargado del caso, el de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Getafe, está no obstante a la espera del informe toxicológico, que determinará las sustancias estupefacientes que consumieron los chavales -la sangre del joven que fue hospitalizado mostraba restos de speed, alcohol y estramonio, un sedante y alucinógeno de origen vegetal- y que será clave para determinar con mayor exactitud la causa exacta del fallecimiento. Una vez que se conozca, el magistrado que instruye la investigación comenzará a tomar declaración a los testigos.

El joven acusado de haber suministrado a estos dos jóvenes y a varios más un mejunje cocinado a base de estramonio en la rave quedará en libertad provisional en las próximas horas tras abonar su abogado la fianza de 2.000 euros que le impuso el juez para eludir la prisión preventiva, ha informado tanto su defensa como el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Iván M.G., alias El Cabe, de 23 años, vecino en Coslada y con antecedentes policiales, deberá no obstante presentarse en el juzgado cada lunes, notificar cualquier cambio de domicilio y no podrá abandonar el país.

Así lo acordó el juez de Getafe tras tomarle declaración el pasado jueves por ser el presunto responsable de haber distribuido de forma gratuita un brebaje que contenía semillas de estramonio en una fiesta clandestina en Getafe, lo que provocó la muerte de dos jóvenes y el ingreso hospitalario en estado grave de un tercero con alucinaciones, delirios y ataques de ansiedad. Lo prepararon en su casa y lo llevaron hasta el lugar de la fiesta, un caserón abandonado conocido como El Monasterio en el barrio de Perales del Río, en una botella de plástico de medio litro.

Ellos no lo probaron

Ese día, el magistrado decretó el ingreso en prisión provisional comunicada y eludible con una fianza de 2.000 euros de Iván. Además, dejó libre con la obligación de personarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes de la joven Cristina V.L., de 19 años y residente en Madrid, novia del otro acusado y para quien "ninguna de las partes implicadas en el caso" solicitó prisión provisional al considerar que su participación fue "subsidiaria". Ambos están imputados por dos delitos de homicidio imprudente y otro de lesiones imprudentes, y según avance la investigación pueden acabar también imputados por un delito contra la salud pública. Los dos imputados reconocieron haber estado en el lugar de los hechos y tener el denominado té del estramonio. Según la policía, "tenían que ser conscientes de que esta sustancia era muy perjudicial y tenía efectos muy fuertes". Los investigadores creen que los detenidos estaban "abriendo mercado" al ofrecer de manera gratuita la droga que preparaban. Además, los detenidos no probaron la droga, ya que no presentaban sus efectos, visibles hasta varios días después de la ingesta.

Según la versión de amigos de los fallecidos, testigos y las dos otras personas que probaron la droga -un hospitalizado en estado grave y una cuarta persona de la que se desconocen sus datos- les ofrecieron probarlo y les aseguraron que no tenía consecuencias perjudiciales para la salud. "Probad de esta botella. Es un rollo parecido a las setas", dijo el detenido, de acuerdo con la versión facilitada por los testigos, todos amigos de la zona de La Elipa. Sin embargo, tras ingerir el cóctel de estramonio y mezclarlo alcohol, todos ellos empezaron a sufrir alucinaciones, delirios y ataques de ansiedad, así como una fuerte hipertermia.

Una vez acabada la fiesta, al amanecer, dos de los que lo habían probado, Pablo Echegoyen y Alberto Olmo, de 18 años, vagaron por las huertas y el campo de tiro que rodea el caserón. Una pareja, de camino a la piscina, se topó con Echegoyen y le vio en tan mal estado que le ofreció ayuda. "Dejadme en paz", contestó. Luego, sobre las seis de la tarde, se lo volvieron a encontrar, pero esta vez muerto, tirado en el suelo. A esas horas, las madres de ambos, acompañadas de los amigos de sus hijos, buscaban El Monasterio, asustadas porque aún no hubiesen vuelto a casa. Tres horas más tarde apareció el cadáver de Olmo, a unos cuatro kilómetros de distancia de su amigo, en un estado parecido, con síntomas de haber sido envenenado.

Los otros dos amigos siguieron otro camino distinto y quizá eso les salvó. Uno de ellos llevó a Álvaro García, de 20 años, al hospital Clínico de Getafe, donde lo ingresaron en estado grave. Al día siguiente fue dado de alta. El que le había llevado en un coche, al ver que su amigo estaba siendo atendido, se marchó. La policía, una vez que había encontrado los cadáveres de sus dos amigos, estuvo horas buscándole para aclarar lo sucedido y también ante el temor de que sufriera una intoxicación. Cuando lo encontraron declaró en comisaría que además habían consumido alcohol y speed. Allí facilitó una descripción del "desconocido" que les había ofrecido el mejunje. El comisario jefe de la Policía de Getafe ha asegurado que desconocen que esta droga haya llegado a otro tipo de fiestas y ha ahondado en la idea de que los arrestados "estaban abriendo mercado" ofreciendo esta droga gratis con el objetivo final de enganchar a jóvenes para posteriormente hacer negocio y venderla.

Sin rastro de estramonio en Leganés

El Ayuntamiento de Leganés ha informado esta mañana de que la Policía Local, que viene realizando en los últimos días "una exhaustiva inspección", no ha hallado la presencia de plantas de estramonio en el término municipal, si bien ha recalcado que, en caso de detectarse, serán eliminadas "inmediatamente".

El Consistorio, que se sumó el viernes a la iniciativa del alcalde de Getafe, Juan Soler, quien animó a los regidores de las ciudades de la zona a arrancar estos arbustos, ha pedido a los vecinos que si la detectan, avisen a las autoridades.

Sale del coma el intoxicado de Badajoz

El paciente intoxicado por consumo de estramonio el pasado fin de semana en Badajoz, que permanece ingresado en el hospital Infanta Cristina de la capital pacense, ha salido del coma y respira por sí mismo. En rueda de prensa, la doctora Elena Gálvez, médico especialista en medicina intensiva y adjunta en la UCI del centro médico, ha explicado que se encuentra "en situación de estabilidad hemodinámica", y que la evolución dentro de las primeras 24 horas "está siendo favorable". Además, ha señalado que la evolución neurológica también ha sido "favorable" y que está "consciente", y ha añadido que "aunque hay que esperar, porque todavía no han pasado las horas más críticas, parece que la evolución es favorable". No obstante, el pronóstico del joven "todavía es reservado". Gálvez ha detallado que la intoxicación se debió al consumo de estramonio es porque "así" lo comunicaron las "personas que llevaron al paciente al servicio de urgencias", y porque el joven "tenía síntomas claros de intoxicación por anticolinérgicos, que es la sintomatología que provoca la intoxicación por estramonio y llegó muy agitado y con síntomas típicos por esta intoxicación".

Más información