Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Ángel Rodríguez en el banquillo: "Montes se llevó un coscorrón por meterse en política"

El exportavoz de Aznar defiende que las tertulias como 59 segundos son un espectáculo sin rigor.- La fiscalía pide dos años de cárcel por calumnias

El exportavoz del Gobierno del PP Miguel Ángel Rodríguez ha desnudado hoy las tertulias televisivas como 59 segundos. Lo ha hecho en el banquillo de los acusados, en el que estaba sentado por llamar en 2008 nazi a al doctor Luis Montes en el programa de TVE y en La Noria, de Telecinco. La defensa de Rodríguez ha girado sobre dos ejes. Que, en contra de lo que se ve en el vídeo, él no llamó nazi a Montes, sino que se dirigía al contertulio Isaías Lafuente. La segunda parte de su defensa es que, en cualquier caso, si Montes fue vilipendiado en televisión eso no tiene importancia, porque sus expresiones fueron: "Una provocación para el debate y si alguien pasa por ahí en política se puede llevar un coscorrón". Rodríguez, que toqueteaba su iPad mientras estaba en el banquillo de los acusados, ha restado importancia a sus palabras: "El espectador de este tipo de programas ya sabe lo que va a ver. No estaba en el auditorio Miguel de Unamuno de Salamanca. Este tipo de programa es una locura", ha añadido."Los debates funcionan así (...) Nos decimos lindezas".

Cuando la abogada de Montes, María Jesús Díaz Veiga, le ha preguntado si conocía las resoluciones judiciales favorables a Montes y que acabaron por archivar la denuncia de la Comunidad de Madrid, Rodríguez ha replicado que nunca tuvo las resoluciones y que conocía someramente lo que leía en la prensa: "Seguramente a los programas de TVE deberíamos ir más preparados, pero no es así. Tienes cinco debates a la semana y no te da tiempo". Más adelante ha añadido que no es solo él: "Nos piden que seamos vivos, locuaces, agresivos".

En enero de 2008, tras el auto de la Audiencia Provincial que dictó el archivo del caso Leganés y ordenó quitar cualquier referencia a la mala praxis de Montes y su equipo, el caso llegó a 59 segundos. "Si alguna parte de la audiencia me ve, si algún día caigo en manos del doctor Montes o de sus secuaces,por favor llamen a la policía". Hoy ha justificado que eso lo dijo "para calentar el ambiente porque estos son debates que funcionan así".

Cuando Enric Sopena e Isaías Lafuente le pidieron que retirara las palabras, Rodríguez repitió insistentemente: "Nazi, nazi, nazi". Y reiteró: "Yo no he insultado a nadie. He dicho que Montes es un nazi y eso no es un insulto, es una descripción. Aquellos que definían quiénes morían sedados eran los nazis". Una semana después, en La Noria, Sopena le pidió que lo repitiera. "Si quieres lo repito", dijo Rodríguez. Hoy ha dicho que solo era una forma de mantener su discurso: "Le podía haber dicho envido más".

Rodríguez también ha sostenido que llamar nazi a alguien no es un insulto sino que puede servir para describir a quien apoya la eutanasia. Cuando se ha remontado a 1939 y al programa eugenésico de Hitler, el juez, Jacobo Vigil Levi, le ha cortado: "Sabemos lo que es el nazismo". "No", replicó Rodríguez, a lo que el juez, con cara de asombro ha inquirido: "¿Usted cree que no?". "No empleo esa palabra como insulto, sino para referirme a un movimiento", se justificó Rodríguez.

Montes ha declarado que el programa le perjudicó en su trabajo (sigue como anestesista en Leganés): "Hubo pacientes que me preguntaban si yo era el doctor Montes y decían que no querían que les tratara". Montes ha admitido que defiende la legalización de la eutanasia y que preside la Asociación Derecho a Morir Dignamente. El anestesista reclama 60.000 euros de multa para Rodríguez y otros 60.000 a medias entre Telecinco y TVE. La abogada de TVE se alineó con la defensa y consideró que llamarle nazi no era un delito. La fiscal pide dos años de cárcel, un escándalo, según Rodríguez, pues la fiscalía "pidió menos para Otegi por enaltecimiento a ETA".

La defensa ha intentado presentar a Montes como un personaje público próximo al PSOE -ha mostrado una foto del anestesista con Zapatero- y que como tal personaje público tenía su derecho al honor disminuido. Pero el juez ha cortado cualquier intento de ampliar la investigación más allá de las palabras de Rodríguez. Por ejemplo, durante la instrucción no admitió la incorporación de todos los informes médicos y periciales del caso Leganés, como pedía la defensa: "Una persona no tiene que estar obligada a defenderse en un peregrinaje jurídico y el doctor Montes ya vio su caso resuelto".

La abogada de Montes le preguntó si había acudido a algún mitin del PSOE, pero el juez ha cortado a la letrada de forma reveladora: "Su honor es tan respetable tanto si va a un mitin como si no va".