Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Ángel Rodríguez, condenado por llamar "nazi" al doctor Montes

El exportavoz del Gobierno de Aznar deberá indemnizar con 30.000 euros al antiguo coordinador de Urgencias de Leganés por injuriarle en televisión

El exportavoz del Gobierno Miguel Ángel Rodríguez ha sido condenado por un juzgado de Madrid como autor de un "delito continuado de injuria grave realizado con publicidad" contra el excoordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés Luis Montes. Rodríguez le llamó nazi en 59 segundos, en un programa emitido en 2008, y en La Noria pese a que la justicia había archivado la denuncia sobre supuestas sedaciones irregulares en Leganés. La sentencia condena también a Rodríguez a 11 meses de multa a razón de 30 euros diarios. Contra el fallo cabe recurso. La fiscal pedía para Rodríguez una condena por un delito de calumnias, más grave que por injurias, del que el juez le absuelve.

En el juicio, Rodríguez defendió que llamó nazi a Montes para darle "un coscorrón" por meterse en política, y señaló que las tertulias televisivas eran espectáculos en los que las exageraciones eran comunes. El titular del juzgado de lo penal número 8 de Madrid, Jacobo Vigil Levi, considera que "la viveza del debate no condiciona la libertad de expresión".

La sentencia destaca que Montes "se vio inmerso en un difícil proceso" en el que obtuvo una "notoriedad desmedida", en alusión a la denuncia de la Comunidad de Madrid de que se habían producido sedaciones irregulares a cientos de enfermos en Leganés. El magistrado considera que la polémica debió acabar con el archivo de la causa en los tribunales, pero que fue entonces cuando Rodríguez "no solo incidió de nuevo en la cuestión sino que empleó para ello términos descalificadores en extremo". "Lejos de mostrar prudencia, su actitud fue conforme con lo que de él se esperaba en el espectáculo televisivo", señala la sentencia sobre Rodríguez, que gracias a ello, "ganó atractivo como contertulio".

Sobre la indemnización de 30.000 euros, razona que la justicia "no debe ser cicatera" al reparar los daños morales. El juez considera a TVE y Telecinco como responsables subsidiarios y destaca que en 59 segundos le permitieron seguir en el programa tras llamar nazi a Montes y que en La Noria ni siquiera le recriminaron sus palabras.

En su declaración, Rodríguez defendió que nazi no era un insulto sino una descripción porque Montes apoyaba la despenalización de la eutanasia. El juez sentencia que nazi es "un epíteto injurioso" que "aporta una grave descalificación hacia la persona del querellante" y recuerda que "el uso del término nazi en lenguaje coloquial ha adquirido un inequívoco sentido de descalificación". En su declaración, el portavoz del Gobierno de José María Aznar se remontó incluso a los años treinta en Alemania para justificarse, pero en la sentencia, el juez ironiza que no hace falta saber tanto de la historia del nacionalsocialismo en Alemania para ver que es un insulto. Rodríguez, razona el juez, "no pretendió atribuir a Montes la condición de simpatizante del nacionalsocialismo, sino equipararlo con quienes fueron los mayores genocidas de la historia reciente de Europa".

Tras conocer la noticia, el candidato del PSM a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha celebrado la condena, un "claro ejemplo" de lo que "no debe hacer nunca un Gobierno", que es atacar a los profesionales de servicios públicos. Gómez ha felicitado a Montes, "tan perseguido por el Gobierno de la Comunidad de Madrid", y ha considerado que este fallo "restituye en parte el honor de este profesional de la medicina".