El Constitucional excluye la educación de los hijos en el domicilio familiar sin escolarización

Confirma la decisión de un juez de Málaga de escolarizar obligatoriamente a unos niños que hablaban cinco idiomas y daban lecciones de música, ciencias y matemáticas en el domicilio familiar

JULIO M. LÁZARO Madrid 16 DIC 2010 - 15:21 CET

La Sala primera del Tribunal Constitucional ha denegado a unos padres la posibilidad de formar a sus hijos en su propio domicilio sin escolarizarlos en un centro oficial. Según la sentencia, la Constitución no prohíbe que se defina un sistema de enseñanza básica obligatoria, considerado "como un período de escolarización de duración determinada", pero durante dicho periodo queda excluida la posibilidad de enseñar a los hijos en el domicilio familiar en lugar de escolarizarlos.

Los hijos del matrimonio fueron educados por sus padres en su propio domicilio sin que los menores acudieran a un centro escolar oficial, motivo por el cual la Fiscalía presentó un expediente para que el juzgado de Coín acordara la inmediata escolarización de los niños.

Los padres adujeron que sus hijos hablaban cinco idiomas y recibían clases de música, lengua, ciencias, así como de matemáticas, con una educación ética bastante completa. Argumentaron además que la educación que daban a los menores era mejor que la que se impartía en los colegios públicos con 30 o 40 alumnos por clase y que los profesionales de los servicios sociales no habían detectado problemas socio familiares.

El juzgado ordenó que los niños en edad escolar de entre 6 y 16 años fueran escolarizados y sin entrar a valorar la calidad de la enseñanza que estaban recibiendo, dijo que el artículo 27.4 de la Constitución no permitía a los padres negar a sus hijos el derecho y la obligación a participar en el sistema oficial de educación.

La sentencia del Constitucional, de la que ha sido ponente su presidenta, María Emilia Casas, establece la "facultad de los padres de elegir para sus hijos una educación ajena al sistema obligatorio" y de enseñar "libremente", pero fuera del horario escolar, y sin perjuicio del deber de escolarización. Los padres sí tienen, según la sentencia, "la facultad de crear un centro docente" cuyo proyecto educativo se ajuste mejor "con sus preferencias pedagógicas".

En suma, el fallo destaca que la opción de escolarización obligatoria no viene requerida por la propia Constitución, sino que es una opción legislativa que la norma fundamental no prohíbe, por lo que "no cabe descartar otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo, y en particular, a la enseñanza básica, sin que ello permita dejar de dar satisfacción a la finalidad que ha de presidir su configuración normativa".

Otras noticias

La Constitución no permite a los padres negar a sus hijos el derecho y la obligación a participar en el sistema oficial de educación

Últimas noticias

Ver todo el día

Un ‘picasso’ robado en París se localiza en Nueva York por 30 euros

‘La coiffeuse’, valorado en varios millones de euros, desapareció del Centro Pompidou en 2001

Mallorca se especializa en quemar de residuos del continente

El Consell está decidido a rentabilizar, en invierno, la incineradora de basuras

El Gobierno aprueba las leyes de tasas y segunda oportunidad

El Gobierno también aumentará los vocales del CGPJ con dedicación exclusiva

EL PAÍS RECOMIENDA

La asfixia de Donetsk

Pilar Bonet Donetsk

El impago de las pensiones, las restricciones a la circulación y los daños del conflicto golpean a los civiles

Un parque en el infierno

En la colonia más peligrosa del DF se ha abierto por primera vez un parque. El objetivo: mejorar la convivencia

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana