Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciutadans recurre otra vez al desnudo en la campaña electoral catalana

El diputado Albert Rivera evita esta vez aparecer sin ropa pero utiliza a figurantes en el video electoral

Ciutadans ha vuelto a recurrir al desnudo para captar votos en las elecciones autonómicas. El diputado Albert Rivera, líder del partido, apareció en la propaganda electoral de 2006 sin ropa y ahora, con vistas a las del 28-N, ha apostado por una estrategia parecida: él aparece vestido en el anuncio pero utiliza a varias personas paseando desnudas. Bajo el lema Rebélate, Ciutadans ha presentado esta mañana su video electoral con la intención de superar los tres escaños que tuvo en los últimos comicios.

El anuncio pretende denunciar la Cataluña que, a su juicio, ha impuesto en nacionalismo catalán en 30 años de democracia tanto CiU como los partidos del tripartito, incluido el PSC. Por ello, el video invita a la rebelión de varios colectivos. En el mismo se ve a Rivera paseando vestido por una calle de una población -Premià-, a la que se le suman varias personas. La primera de ellas es una mujer embarazada que ve en su casa por Internet la noticia de que el catalán será lengua vehicular en la educación; la segunda, una mossa d'esquadra que se quita el uniforme y sale también a la calle sin ropa para protestar por el recorte de su sueldo; el tercero, un parado y el cuarto, un vendedor que recibe una multa por rotular su comercio den castellano.

"Nosotros no queremos la Cataluña de las prohibiciones y la imposición. Tenemos la virtud de decir lo mismo en privado y en público", ha dicho Rivera ante unas 600 personas que han dejado pequeño el teatro Romea en Barcelona. El diputado ha explicado que gracias a la gestión de Ciutadans fue posible la comisión de investigación del Caso Palau; la ponencia (fallida) de la Ley Electoral o el recurso que ha interpuesto la Defensora del Pueblo ante el Tribunal Constitucional contra el Código de Consumo que contempla sanciones por rotular solo en castellano. El Partido Popular ha presentado el mismo recurso.

Tras afirmar que no quiere ser miembro del club del catalanismo político, Rivera ha parafraseano al Che al decir que prefiere morir de pie que vivir siempre arrodillado y ha recordado una frase de Víctor Hugo que dijo: 'No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo'. El diputado ha sido especialmente crítico en su discurso con el presidente de la Generalitat, José Montilla, al que le ha reprochado que se manifestara en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional por el Estatuto; que haya impuesto multas lingüísticas y aprobado la ley de veguerías o la de consultas. "Ha llegado el momento de la revolución naranja", ha proclamado Rivera, utilizando curiosamente el mismo lema acuñado en 2004 en Ucrania por la masiva movilización contra el fraude electoral. El video está musicado con la canción Orange Revolución, compuesta especialmente por Victor Ark, un disc jockey reconocido.

Entre las personas que apoyan a Rivera y que estaban hoy en el Romera, figura el torero Serafí Marín; Carlos Navarro, ex concursante de Gran hermano conocido como El yoyas o el conocido abogado José María Fuster Fabra. La lista la cierra el catedrático de Derecho Constitucional y su mentor, Francesc de Carreras, uno de los pocos intelectuales que permanecen en Ciutadans tras la marcha de Albert Boadella o Félix de Azúa por la deriva que tomó el partido y su posterior fractura. Ciutadans obtuvo en 2006 90.000 votos y tres escaños. Los sondeos pronostican que repetirá como mínimo ese resultado en número de diputados al estimarse que habrá una alta abstención, que favorece la atomización de la cámara.