ETA en la Venezuela de Chávez: la prueba definitiva

JOSÉ MARÍA IRUJO 4 OCT 2010 - 14:43 CET

La confesión de los presuntos etarras Juan Carlos Besance y Xavier Atristain, detenidos el pasado 29 de septiembre en Guipúzcoa, supone el primer reconocimiento de miembros de la organización terrorista sobre la utilización de Venezuela como escenario para su entrenamiento armado. Hasta ahora todos los indicios sobre la utilización de ese país durante el Gobierno de Hugo Chávez se basaban en documentación intervenida a ETA en Francia, en los correos electrónicos que contenía el disco duro del ordenador del jefe de las FARC Raúl Reyes, muerto en un bombardeo del ejército colombiano, y en testimonios recogidos en Bogotá por agentes españoles a ex miembros de las FARC que relataron con todo lujo de detalles cómo fueron entrenados en armas y explosivos por miembros de ETA en la selva venezolana.

Besance y Atristain añaden ahora un relato clave que demostraría el presunto amparo de Chávez a las constantes idas y venidas de miembros de ETA por su territorio, un país que los terroristas han convertido en un balneario para el descanso, el entrenamiento y el asesoramiento de organizaciones armadas amigas como las FARC. Venezuela es la mayor reserva de refugiados y huidos etarras de Sudamérica, aunque la mayoría de los 60 miembros que residen allí están alejados de la banda. En los últimos años los servicios de inteligencia españoles han detectado un traslado constante de miembros de ETA desde México y Francia a Venezuela.

Los presuntos etarras Besance y Atristain, según fuentes próximas a la investigación, han relatado que viajaron al balneario etarra en 2008 para llevar a cabo un curso de armas y que les recibió Arturo Cubillas Fontán, a quien el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco procesó el pasado mes de marzo por sus relaciones con ETA y las FARC y por ser la persona que presuntamente recibía en Venezuela a los etarras que impartieron los cursillos de armas y explosivos. Cubillas, de 46 años, es funcionario del Gobierno de Chávez y está casado con Goizeder Odriozola, asesora personal de Elías Jaua, vicepresidente de la República. El etarra mantiene estrecha relación con mandos de la Guardia Nacional y de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) por razones de su cargo como jefe de seguridad del Instituto Nacional de Tierras (Inte), un organismo que ha confiscado 40.000 fincas supuestamente improductivas, según fuentes consultadas por El PAÍS.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional que dirige Javier Zaragoza presentó una querella contra Cubillas y otros miembros de ETA y las FARC y el juez solicitó su extradición como presunto autor de tres asesinatos y responsable de la organización terrorista en Venezuela. Cuando se cumplen siete meses desde el auto de la Audiencia Nacional que decretó su prisión provisional y búsqueda y captura internacional, Cubillas sigue sin ser detenido y pasea libre por las calles de Caracas.

La orden de detención aparece desde el pasado 1 de marzo con índice rojo, detención para extradición, en los ordenadores de los 188 países asociados Interpol. Fuentes de la Audiencia Nacional aseguran que ninguno de los requerimientos a la justicia de Venezuela ha recibido respuesta. "No esperamos nada de las autoridades venezolanas", reconocen fuentes judiciales. Una delegación de Interior que visitó Caracas para convencer a sus homólogos de la importancia de detener a Cubillas regresó a Madrid sin conseguir su objetivo.

Otras noticias

Pintada a favor de ETA, en un barrio de Caracas, en la que se pide libertad para el pueblo vasco y se muestra rechazo a la extradición de etarras. / GABRIEL OSORIO

Últimas noticias

Ver todo el día

WhatsApp y Brasil

El clima de sospecha instaurado en la sociedad brasileña alcanza hasta la mensajería electrónica

Podemos, de ida y de vuelta

La pregunta es si los que intentan reproducir las formas bolivarianas tendrán en Podemos una fuente de legitimación

Rifles, veinteañeros y ‘Reaganmanía’

El congreso del CPAC es un mercado del sentimiento conservador en Estados Unidos

EL PAÍS RECOMIENDA

Un colegio excelente también es un buen caladero yihadista

Pablo Guimón Londres

Los expertos sostienen que el caso de las británicas que viajaron a Siria refleja que la Red es clave en la radicalización

La literatura sin final

Autores de distintas generaciones relatan los viajes de ida y vuelta en sus textos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana