Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pedirá en Las Cortes que el Gobierno proteja las corridas de toros

Rajoy compara la prohibición de la lidia con "la caza, la peca deportiva o las carreras de motos".- También solicitarán que el Ejecutivo gestione ante la Unesco su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La prohibición de las corridas de toros en Cataluña aprobada hoy por el Parlamento autonómico ha sido rápidamente respondida por el PP, cuyo presidente, Mariano Rajoy, ha anunciado que en el próximo periodo de sesiones presentará sendas mociones en el Congreso y en el Senado en las que solicitarán al Ministerio de Cultura el reconocimiento del carácter cultural de las corridas de toros y el dictado posterior de normas para su protección.

Las mociones, además, pedirán al Gobierno que gestione ante la Unesco el reconocimiento de la lidia como como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, "al igual que se está haciendo en otros países como Francia", según una nota de prensa remitida por el Grupo Popular en el Senado.

Rajoy ha asegurado durante un acto de su partido en Cádiz que "no se pueden anteponer cuestiones identitarias" a la libertad de los ciudadanos aunque a continuación ha declarado que con las mociones que se presentarán a partir de septiembre pretende "retratar al PSOE" para saber "si cree en la nación, en la igualdad de todos y en el estado de las autonomías", después de comparar los toros con la caza, la pesca deportiva y las carreras de motos.

Durante su discurso, el líder del PP se ha preguntado qué pasaría si una comunidad autónoma prohíbe la caza, la pesca deportiva o "las carreras de motos" y otra no y ha concluido: "¿Hasta dónde vamos a llegar?"

Con esta iniciativa, el PP trataría de anular lo que acaba de aprobar el Parlamento de Cataluña, informa Anabel Díez. En estos momentos, los servicios jurídicos del grupo parlamentario socialista aún no tienen una opinión fundada sobre la materia.

La última palabra la tiene ahora el Gobierno central que es a quien corresponde legislar. El PP, sin el apoyo del Grupo Socialista en el Congreso, no tiene votos suficientes para instar al Ejecutivo a que haga una ley que impida prohibir la fiesta de los toros.