Cercanías y rápidos por la misma vía

En dos años dejarán de compartir línea entre Tarragona y Barcelona dos tipos distintos de convoyes

FRANCESC ARROYO Barcelona 24 JUN 2010 - 10:59 CET

MARIANO ZAFRA | JORDI CLAPERS | NACHO CATALÁN / EL PAÍS

En el trágico accidente de Castelldefels coincidieron circunstancias que pronto serán imposibles: la presencia en la estación de un tren de Rodalies y el paso de un Euromed de velocidad alta a más de 100 kilómetros por hora. Hoy, los trenes de larga distancia con velocidades de entre 100 y 200 kilómetros por hora comparten la línea de la costa entre Tarragona y Barcelona. En un par de años, si los recortes presupuestarios no lo impiden, dejarán de hacerlo. Podrán, claro, coincidir dos trenes en la misma estación, pero los dos tendrán parada y viajarán a menor velocidad lo que, a la postre, facilita un frenado imposible a determinadas velocidades.

La obra que tiene que evitar que en Castelldefels (y el resto de la línea de la costa al sur de Barcelona) coincidan este tipo de trenes es el intercambiador de Tarragona. Se trata de facilitar que los trenes rápidos que unen Barcelona y Valencia circulen por la vía del AVE entre la capital tarraconense y Barcelona. Dado que el tramo Barcelona Valencia es de ancho ibérico (como Rodalies), se trata de construir un punto en el que se pase de ese ancho al europeo que utiliza el AVE. Con ello, los trenes Valencia-Barcelona circularán en ancho internacional entre Barcelona y Tarragona para seguir luego con el ancho español, como hacen ahora los talgos a París, Milán o Zurich, que cambian de eje en la frontera francoespañola. Además de evitar coincidencias como la del accidente, se reduce el tiempo del trayecto ya que la línea de alta velocidad permite más rapidez y mejores circulaciones al no coincidir trenes de velocidades y paradas diferentes.

El proyecto está aprobado pero no estará listo antes de un par de años, como pronto, y forma parte de ese corredor mediterráneo para el que el Gobierno pide una prioridad que el Partido Popular que hoy la reclama no consideró oportuna en 2003.

Por supuesto, hubiese podido preverse la coincidencia de un tren parado con el paso de un Euromed a la misma hora y valorar al mismo tiempo la tendencia de una parte de la población a no respetar siempre las normas de seguridad, pero la previsión infinita no siempre resulta fácil.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana