Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Jordi Solé Tura, uno de los padres de la Constitución

El político catalán destacó por su lucha antifranquista en las filas del PSUC y después pasó a militar en el PSC

Jordi Solé Tura ha fallecido esta mañana a los 79 años. Senador, miembro de la ponencia que se encargó de redactar la Constitución de 1978 y ministro de Cultura en uno de los Gobiernos de Felipe González, alternó la actividad política con la docente. Natural de Mollet del Vallès (Barcelona), destacó por su lucha antifranquista en las filas del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) y después pasó a militar en el PSC. Apartado de la vida pública desde 2004, año en que le diagnosticaron Alzheimer, se hizo pública la enfermedad en diciembre de 2007, cuando su hijo, Albert Solé, anunció la realización de un documental, dirigido por él y titulado Bucarest. La memoria perdida que trataba de la misma y que fue premiado con un Goya.

El Gobierno catalán ha lamentado la muerte de Solé Tura y ha anunciado que instalará mañana y el domingo la capilla ardiente en el Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat, que le otorgó la Creu de Sant Jordi en 2007. La capilla ardiente se abrirá al público de 16 a 20 horas mañana y de 9 a 12 horas el domingo. Está previsto que esta tarde el presidente de la Generalitat, José Montilla, comparezca ante la prensa para leer un mensaje de condolencia y recordar su figura en la solemnidad de la galería gótica del Palau. El presidente de la Generalitat, José Montilla, expresó su "tristeza intensa y profunda" por la muerte de Jordi Solé Tura, padre de la Constitución Española de 1978 y ex ministro de Cultura con el PSOE, y anunció que la próxima semana propondrá a su Ejecutivo que le otorguen la Medalla de Oro de la Generalitat a título póstumo.

El fallecimiento se produce a escaso día y medio de que se celebre el 31 aniversario de la Carta Magna. El presidente del Congreso, José Bono, ha anunciado este mediodía el fallecimiento en la Cámara Baja, en el curso de la lectura ininterrumpida de la Constitución, de la que fue uno de los ponentes. Bono ha subrayado que la Transición "no se explica" sin la aportación del político catalán. El presidente de Caixa Catalunya y ex ministro del PSOE, Narcís Serra, destacó hoy la aportación del fallecido Solé Tura "a la sociedad democrática que hoy tenemos", y lamentó la enfermedad "muy cruel" que ha sufrido, el Alzheimer, por lo que remarcó la necesidad de seguir investigando sobre las enfermedades degenerativas.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, envió hoy un telegrama de pésame a la familia de Jordi Solé Tura, en el que destaca su "compromiso con el valor del pluralismo político". "En nombre del PP y en el mío propio quiero transmitirles en estos dolorosos momentos nuestro más sincero pésame por el fallecimiento de Jordi Solé Tura, quien supo imprimir en la Carta Magna su abierto sentido de la convivencia democrática y su compromiso con el valor del pluralismo político", dice en el telegrama.

Otro padre de la Constitución, el ex dirigente de Convergència, Miquel Roca, subrayó hoy que Solé Tura, fallecido hoy en Barcelona, logró el consenso para elaborar la Carta Magna sin renunciar a sus ideales, ya que representaba a "la izquierda más progresista y la etapa más activa de la resistencia". Roca destacó que esa postura alejaba a Solé Tura del resto de ponentes, pese a lo cual dio "la contribución más positiva posible al diálogo y al entendimiento".

Dolor por la pérdida

El presidente de ICV y consejero catalán de Interior, Joan Saura, ha lamentado el fallecimiento del ex dirigente del PSC y del PSUC, que supone la "gran pérdida de un referente político" que intervino "decisivamente" en la Transición."Tristeza política y personal", ha dicho sentir Saura en un comunicado de la formación ecosocialista. En los mismos términos se ha pronunciado el coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Jordi Miralles.

El secretario general adjunto de Convergència Democràtica (CDC), Felip Puig, ha expresado hoy su "dolor" por la muerte de Jordi Solé Tura, de quien ha destacado su "importante" trayectoria política en pos de la democracia en España. También lo ha hecho el PSC, cuyo presidente, Isidre Molas, ha destacado Solé Tura "será siempre un punto de referencia" para el partido.

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, ha indicado que el fallecimiento de Solé Tura convierte este viernes en "un día triste" y promete rendir tributo a la memoria de este ponente de la Constitución, a quien considera uno de los "arquitectos" de la España moderna. El titular catalán de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells (PSC), calificó de "pérdida muy grande" la muerte del ex ministro, a quien definió como un "gigante, referencia para todos y para todo". El presidente de Unió y secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha destacado que el histórico dirigente del PSUC "siempre ha estado, como persona que era de principios y honesta, al servicio de la comunidad de Cataluña".

Tarea constitucional

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó hoy en nombre del Ejecutivo sus condolencias por el fallecimiento del ex ministro, uno de los padres de la Constitución, y destacó su "inestimable aportación" a la tarea constitucional y la transición democrática española.

El presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach (ERC), consideró que el hoy fallecido Solé Tura es una "figura histórica" y uno de los protagonistas de los acuerdos de la Transición sobre los cuales se construyó la actual democracia. La presidenta del PP en Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, ha destacado hoy el "papel fundamental" de Jordi Solé Tura, "gran servidor público" por cuyo fallecimiento "Cataluña y España están de duelo".

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha opinado que todos los demócratas de España deben estar agradecidos al hoy fallecido Jordi Solé Tura, y ha mostrado sus condolencias a sus familiares y amigos. Por su parte, el ponente de la Constitución Miquel Roca ha subrayado el consenso logrado para elaborar la Carta Magna sin renunciar a sus ideales, ya que representaba a "la izquierda más progresista y la etapa más activa de la resistencia".