Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate de investidura en el Parlamento vasco

Patxi López, primer 'lehendakari' no nacionalista de la historia

El socialista ha obtenido 39 votos gracias al apoyo de los diputados de su partido, del PP y de UPyD. -El Parlamento vasco ha dado su espaldarazo a un relevo histórico. -En la sesión de investidura el ya ex presidente vasco Ibarretxe ha anunciado su despedida de la política

El socialista Patxi López ha sido elegido este martes por la tarde lehendakari, un hecho histórico que aúpa por primera vez en la democracia a un candidato no nacionalista a Ajuria Enea. Los 13 votos del Partido Popular, junto a los 25 de los socialistas y uno de de UPyD han otorgado a López la mayoría necesaria para materializar el cambio de liderazgo ya anunciado. El candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, que ha obtenido 35 votos, -PNV (30), Aralar (4) y EA (1)- abandona la política después de diez años al frente de la lehendakaritza.

Con la "mano tendida" y con "firme voluntad de diálogo y consenso", Patxi López, ha comenzado su discurso de investidura en la Cámara vasca hablando en euskera durante varios minutos en los que ha defendido la unidad de los demócratas. López, que será investido lehendakari el próximo 7 de mayo, ha pedido la confianza de los diputados para poner en marcha un Gobierno que "una a la sociedad" y "deje atrás la división", y ha destacado como prioridad terminar con el terrorismo de ETA.

El líder del PSE ha pedido colaboración al PNV. "Mi oferta de consenso se refiere con principal énfasis al partido que hasta ahora ha gobernado; es muy deseable que actúe con responsabilidad". Y ha personalizado su solicitud de apoyo al hasta ahora lehendakari, Juan José Ibarretexe. "Hemos discutido mucho pero también hemos llegado a acuerdos, espero que podamos seguir colaborando".

"Pido la confianza para hacer un país más fuerte, que deje los viejos discursos separadores y construir entre todos un país tolerante, culto y abierto a la modernidad", ha manifestado el líder del PSE al inicio de su intervención. A continuación, López ha hecho un reconocimiento a su partido, "el más antiguo de este país" y ha dedicado también un guiño al acuerdo alcanzado con el PP vasco que va a permitir que gobierne durante los próximos cuatro años y que, en su opinión "dará estabilidad". Seguidamente ha valorado la composición del Parlamento vasco, en el que por primera vez no está incluida la izquierda abertzale que no condena la violencia. "Aquí estamos todos los que tenemos que estar, este Parlamento incluye a todos y no margina a nadie; únicamente aquellos que han decidido automarginarse son los que no pueden tener asiento en esta Cámara".

Borrar a ETA y revitalizar el Estatuto

"Yo seré un lehendakari que estará día a día frente a ETA", ha afirmado López, que ha señalado como "primera obligación" trabajar "sin descanso para la libertad de los ciudadanos". "Quiero rendir homenaje a todas las víctimas del terrorismo", ha manifestado el líder del PSE, para quien el final de la banda terrorista cada vez está más cerca. "La victoria requiere un rearme moral de la sociedad vasca, dotaremos de recursos y apoyo político a la Ertzaintza; pido el apoyo de todos ustedes sin excepción, es necesario la deslegitimación social de quienes amparan el terror", ha dicho López, que se ha comprometido a "borrar a ETA del espacio público" sin precio político y ha recordado que va a presidir un Gobierno que ya ha sido amenazado antes de comenzar la legislatura.

"A mi Gobierno le gusta la pluralidad y renuncia a imponer desde las instituciones un modelo oficial; renunciamos a imponer nuestra forma de entender la realidad; lo que nos une a los vascos deben ser la instituciones y poder decir que el sistema y el autogobierno me garantiza ser como me parezca". Por eso, uno de los objetivos de López será revitalizar el Estatuto de Gernika, "el marco que ha permitido vivir el mayor periodo de autogobierno de toda la historia democrática". López se ha comprometido a abrir una negociación con el Ejecutivo central para acelerar el traspaso de las competencias que quedan pendientes, como la de las políticas de empleo.

Diálogo social

Los planes económicos de su futuro Ejecutivo han completado una amplia parte de su discurso en el que ha dibujado las que serán las líneas de actuación. Hacer un diagnóstico claro de la situación, facilitar la financiación, fomentar la inversión en infraestructuras, activar medidas directas para evitar el desplome de la demanda interna y las políticas activas de empleo, serán las claves según López, quien ha apuntado que recurrirá al endeudamiento para reactivar la economía. "El actual endeudamiento vivo del Gobierno vasco equivale al 0,9% del PIB vasco, el margen de que disponemos es muy alto, por encima de los 3.000 millones de euros sin que el ratio se dispare. Este es el margen que vamos a utilizar para desarrollar las medidas anticrisis".

"Emplazo a quienes han convocado la huelga general a que reflexionen y den una oportunidad al diálogo social", ha pedido López, quien se ha comprometido a convocar inmediatamente a agentes sociales y patronal en una mesa de diálogo. Para potenciar el desarrollo económico en el País Vasco, López ha subrayado que la educación y la política sanitaria constituirán otros de los puntos esenciales de su Gobierno.

Política lingüística

El candidato socialista ha repasado otro de los aspectos claves que permitieron el acuerdo con el PP, como es la política lingüística. "Que una sociedad tenga dos lenguas es una fuerza de riqueza, exige respetarse mutuamente. El objetivo será reforzar la convivencia evitando que se creen guetos y comunidades separadas. La política lingüística será de cohesión y convivencia", ha dicho López que ha hecho hincapié en que buscará el consenso para reformar la radiotelevisión pública vasca para que alcance la máxima pluralidad.

López ha afirmado que el municipalismo será otra de las señas de identidad de su Ejecutivo. "Mi intención es que una de las primeras reuniones sea con la asociación de municipios vascos". El líder del PSE ha recalcado también su compromiso con el medio ambiente, reducir los gases invernadero y potenciar las energías limpias. "Me comprometo a que el plan vasco contra el cambio climático deje de ser una declaración de intenciones", ha señalado López.

Su intervención ha concluido recordando la oferta de diálogo y mano tendida. "Esta es la mano que pide esfuerzo y colaboración, yo no la voy a retirar nunca". La votación que permitirá su investidura con la suma de escaños del PSE, PP y UPyD, la primera de un lehendakari no nacionalista, se producirá esta tarde en la Cámara de Vitoria.

Basagoiti: "Es un momento histórico"

La importancia del pluralismo en la sociedad vasca ha sido el eje del discurso del líder del Partido Popular en el País Vasco, Antonio Basagoiti, que ha iniciado su intervención aludiendo al "momento histórico" que se vive en la Cámara vasca por la ausencia, por primera vez, de los representantes de los terroristas. Basagoiti ha insistido en que "ésta ha de ser la legislatura del entendimiento", porque la sociedad vasca es una "sociedad plural en la que caben todos menos ETA". Basagoiti ha garantizado al candidato socialista a lehendakari, Patxi López, la "lealtad" de los populares para emprender el cambio que necesita Euskadi, un apoyo basado en las Bases para el cambio democrático al servicio de la sociedad vasca, cuyo objetivo último es que todos los ciudadanos vascos vivan en libertad. En un guiño al PNV, Basagoiti ha dejado claro que "el PP no va a renunciar a acordar con otros grupos de esta cámara medidas para impulsar la economía".

El único diputado autonómico de UPyD, Gorka Maneiro, ha arrancado su discurso rechazando el diálogo con ETA y apostando por la "utilización de todos los instrumentos del Estado para luchar contra la amenaza terrorista. "Señor López, votaré a favor de su investidura", ha asegurado Maneiro, quien ha pedido al candidato socialista que trabaje por que "suceda la alternativa y no la alternancia".

Mikel Arana, el único parlamentario de Ezquer Batua-Berdeak, ha mostrado su profunda decepción por el acuerdo alcanzado en el PSE y el PP y ha reprochado a Patxi López que no cumpla lo prometido en campaña, "que no negociaría con el PP". Tras criticar que no estén representadas en la cámara vasca todas las sensibilidades, "que el señor López ha eliminado para facilitar su camino", ha reconocido que se abstendrán en la votación de Patxi López como lehendakari, "porque el reglamento interno impide el voto en contra, aunque es lo que nos pide el cuerpo", ha reconocido Arana.

En la misma línea se ha pronunciado el diputado de Eusko Alkartasuna, Jesús María Larrazabal, quien también ha denunciado el pacto entre los socialistas y los populares vascos, dos grupos "antagónicos", y la ley de partidos, "que es una ley contra algunos partidos". "ETA no tiene una solución meramente represivo policial", ha recordado Larrazabal, quien ha alertado contra el ataque al euskera y la pérdida de autogobierno bajo el nuevo Gobierno de Patxi López. Larrazabal ha comprometido su voto voto a la candidatura a lehendakari de Ibarretxe por su trayectoria al frente del tripartito con la colaboración de EA aunque ha criticado la respuesta "débil" del PNV al nuevo Estatuto Político y la Ley de Consulta.

La portavoz del Aralar, Aintzane Ezenarro, ha tildado el futuro gobierno vasco de "excluyente, frentista y españolista", que deja de lado a la "mayoría abertzale" y "actúa contra los derechos lingüísticos" y ha subrayado que el derecho a decidir del pueblo vasco "seguirá estando en el centro de la agenda política". Ezenarro, que ha confirmado su apoyo a la huelga del próximo 21 de mayo, ha hecho un llamamiento a todos los nacionalistas vascos, incluidos los abertzales, a dar una "respuesta política y social al Gobierno que viene", un frente "tranquilo pero contundente".

Más información