Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón admite que las denuncias contra el Balcón se tramitaron pero no se cerró

El alcalde pide a Mestre que los policías municipales puedan entrar en las discotecas.- Ordena un informe sobre las irregularidades.- Anuncia que no volverá a haber un local de copas donde murió Ussía

Cuatro días después del asesinato del joven Álvaro Ussía a las puertas de la discoteca El Balcón de Rosales, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado esta mañana varias medidas encaminadas a mejorar la seguridad en los locales de ocio y a esclarecer las razones por las cuales el local seguía abierto a pesar de que la Policía Municipal había pedido su cierre hasta siete veces desde el año 2005. La discoteca está en suelo público y el Ayuntamiento de Madrid no le retiró la concesión administrativa a Parques Reunidos hasta el pasado lunes. La orden de cierre, ahora sí, ya ha sido tramitada y aceptada por sus propietarios.

En los tres últimos años y medio, la discoteca acumuló 14 inspecciones, 51 infracciones y siete peticiones de cese. Las infracciones van desde la falta de licencias y de seguro de responsabilidad civil a la venta de alcohol a menores, música fuera de horario, reyertas, porteros con armas ilegales y vigilantes de seguridad sin homologación de Interior. La policía comunicó la información a sus mandos y Gallardón ha admitido hoy que ellos lo hicieron a la Junta de Distrito y ésta al consistorio. Las denuncias y las siete peticiones de cierre llegaron, se tramitaron y se resolvieron, todas menos la última, pero su consecuencia no fue la clausura.

150 patrullas en la noche de Madrid

¿Por qué no se cerró? Para resolver la incógnita, Gallardón ha ordenado que se realice un informe sobre la totalidad de las actualidad realizadas en relación con El Balcón por "todas las administraciones", incluida la Comunidad de Madrid. Ayer, el Defensor del Pueblo, que ha abierto una investigación, reclamó dicha documentación. A pesar de admitir la mayor, Gallardón ha negado cualquier responsabilidad del Ayuntamiento en el caso. Paños calientes y balones fuera. El alcalde, como ya sostuvo el lunes su número dos, Manuel Cobo, ha subrayado una y otra vez que la"brutalidad y gratuidad" del asesinato nada tienen que ver con el rosario de inspecciones e ilegalidades administrativas que pesan sobre el local. "La lógica impide establecer una relación de causa-efecto", ha sentenciado. También ha rechazado que el Ayuntamiento pueda ser responsable subsidiario al tratarse de un espacio de titularidad municipal.

En cuanto a la falta de seguridad, el alcalde anunció anoche, tras reunirse con los compañeros del chico asesinado presuntamente por tres porteros de la discoteca, que le dieron una paliza y le reventaron el corazónque la Policía Local incrementaría su presencia en los entornos de ocio de la capital y avanzó que los agentes estarían incluso en el interior de los locales. Sin embargo, no pueden. Preguntado por cómo pensaba llevar a cabo esta promesa, ya que los únicos con competencia para entrar en una discoteca son los agentes de la Policía nacional, Gallardón ha indicado hoy que cursará la petición a la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, que espera que dé su visto bueno a la medida, encaminada a aumentar la seguridad. Gallardón ha admitido, a preguntas de los periodistas, que el número de agentes es insuficiente para asumir esta nueva labor, por lo que ha pedido a Mestre que incremente el número de patrullas de la Policía Nacional cuando cae el sol. Según sus datos, cien patrullas de municipales y 50 de policías nacionales vigilan las noches de casi cuatro millones de habitantes los fines de semana.

Gallardón ha pedido una reunión con Comunidad de Madrid, Delegación de Gobierno y los gestores de las discotecas para estudiar más medidas. A estos últimos les ha pedido además que reflexionen sobre por qué han contratado a "gente extremadamente peligrosa" para vigilar su puerta, a "individuos que cumplen las peores condiciones", a "lo más violento y ajeno a la sociedad". Sin embargo, ha afirmado desconocer si existen o no mafias en torno a los porteros aunque, en todo caso, ha lamentado que no se pueda comprobar "su idoneidad" porque el sector "no está regulado". En este sentido, se ha mostrado de acuerdo con las líneas generales del reglamento anunciado ayer por Esperanza Aguirre: que las empresas estén homologadas por el Ministerio del Interio, que tengan licencia, que vayan uniformados y que pasen tests psicológicos, como en Cataluña.

Mestre promete colaboración

Por otro lado, Gallardón ha señalado, en un emotivo gesto, que nunca más habrá una discoteca en el lugar donde murió el estudiante del colegio Monte Tabor, de 18 años. No ha precisado a qué piensa destinar ese espacio, aunque ayer sí que se comprometió con los alumnos a permitir que instalaran una placa en recuerdo de su amigo. Tampoco ha contestado a la pregunta de si piensan revocar más concesiones administrativas a Parques Reunidos -son los responsables sólo en Madrid del teleférico, el Zoo, el Parque de Atracciones, el parque Warner y Aquópolis- tras el homicidio. Gallardón ha explicado que hay una causa penal abierta y que la administrativa, si es que se abre, será posterior. Poco después de la rueda de prensa del alcalde, la delegada del Gobierno se ha comprometido a colaborar con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento para mejorar "los aspectos jurídicos, penales y policiales que sean necesarios", informa Efe.

Mestre ha hecho esta declaración tras reunirse con el director del Monte Tabor, José Antonio Perteguez, y cinco alumnos, quienes han reclamado un plan específico para las salas de ocio, con el fin de incrementar la seguridad de los jóvenes en las discotecas. Tras concluir el encuentro, que se ha prolongado durante una hora, la delegada ha valorado "la actitud valiente y solidaria de los compañeros y amigos de Ussía", que están tratando de "impulsar a las instituciones a poner todos los elementos para impedir que hechos tan tristes como estos vuelvan a ocurrir". Además, ha recordado que "todos los responsables políticos están tratando de mejorar", apoyándose "en el espíritu democrático, cívico y solidario". "Las instituciones estamos hoy más preocupadas por resolver la situación que en el reproche. Hay ganas de trabajar para que esto no vuelva a ocurrir", ha dicho la delegada del Gobierno. Además de esta ronda de entrevistas, los jóvenes tienen previsto convocar una concentración en el Paseo de Rosales el viernes a las 20.00.

Granados presentará mañana el decreto de los porteros

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, presentará mañana al Consejo de Gobierno un borrador del anunciado decreto para, entre otros aspectos, regular la figura de los porteros o vigilantes de discotecas y lugares de ocio.

Granados ha avanzado que se aprobará si sus miembros "lo consideran oportuno y ajustado a lo que se pretende". En caso contrario recibirá la autorización del Gobierno madrileño en la reunión del jueves siguiente, en función de lo que le "pida que modifique".

Más información